abr
17
0 Actualidad
Publicado el martes 17 de abril de 2018

Adiós al bloqueo geográfico en las ventas por Internet

Bruselas ha dado luz verde a nueva normativa que eliminará los obstáculos al comercio electrónico al impedir la discriminación por razones de nacionalidad, lugar de residencia o lugar de establecimiento de los clientes. “El fin del bloqueo geográfico supone que haya más donde elegir, y por tanto mejores ofertas para los consumidores y más oportunidades para las empresas. La Presidencia búlgara concede gran importancia a la economía digital. Quisiera felicitar a las presidencias anteriores, al Parlamento y a la Comisión por el logro colectivo que constituye el avance realizado en el Mercado Único Digital Europeo”, ha señalado Lilyana Pavlova, ministra para la Presidencia búlgara del Consejo de la UE.

Sin fronteras virtuales

La nueva normativa que ha aprobado la Unión Europea evitará la discriminación de consumidores y empresas en lo que se refiere al acceso a las condiciones de precio, venta y pago cuando adquieran bienes y servicios en otro país de la UE.  Hay tres casos en que los comerciantes no podrán discriminar entre clientes por lo que se refiere a las condiciones generales, incluidos los precios. Se trata de aquellos casos en que el comerciante:

  1. Venta bienes que se entregan en un Estado miembro en el que el comerciante ofrece servicios de entrega o que se recogen en un lugar acordado con el cliente.
  2. Prestación de servicios por medios electrónicos, como los servicios en nube, el depósito de datos, el alojamiento de sitios web y la provisión de cortafuegos.
  3. Prestación de servicios que el cliente recibe en el país en el que opera el comerciante, como servicios de alojamiento en hotel, acontecimientos deportivos, alquiler de coches o billetes de entrada a festivales de música o parques de atracciones.

 

La diferenciación de precios no quedará prohibida, a diferencia de la discriminación de precios, de modo que los comerciantes conservan la libertad de ofrecer condiciones generales diferentes, incluidos los precios, y de dirigir sus servicios a determinados grupos de clientes en determinados territorios.

Por otra parte, los comerciantes no estarán obligados a entregar los bienes a clientes fuera del Estado miembro en el que presten el servicio de entrega.

El Parlamento Europeo aprobó el Reglamento para poner fin al bloqueo geográfico el 6 de febrero de 2018. “El Consejo Europeo ha destacado en repetidas ocasiones la importancia de la Estrategia para el Mercado Único Digital y ha instado a agilizar la aplicación de la Estrategia, que incluye la supresión de los obstáculos que aún dificultan la libre circulación de los bienes y servicios vendidos en línea, y a acabar con la discriminación injustificada por motivos de localización geográfica”.