dic
3
0 Actualidad
Publicado el miércoles 3 de diciembre de 2014

América Latina crecerá con más vigor en 2015 mientras Rusia empeora sus previsiones

La espiral de descensos del valor del crudo va a pasar factura a la economía rusa, cuyas perspectivas para el año que viene empeoran. El ejecutivo de Moscú ha revisado a la baja su pronóstico de crecimiento del PIB para 2015 hasta dejarlo en niveles negativos. Hasta ahora, el gobierno de Putin esperaba una recuperación para 2015 del 1,2%, pero el radical cambio de escenario en el mercado petrolífero ha obligado a revisar esta cifra hasta dejarla en un descenso del 0,8%.

Los informes que maneja el gobierno ruso, que contemplan  una sostenida tendencia a la baja de los precios del petróleo, además de augurar un retroceso del PIB, avanzan un preocupante escenario para su economía, con una previsible fuga de capitales, una fuerte inflación y una continua depreciación del rublo. A lo largo de 2014 la moneda rusa ha perdido casi el 40% de su valor al verse muy afectada por la caída de los precios del petróleo, que supondrá a Rusia pérdidas de cerca de 100.000 millones de dólares anuales. Portavoces de Moscú han pronosticado que su moneda se cambiará a una media de 49 rublos por dólar en 2015, frente a los poco más de 37 rublos de sus cálculos anteriores.

Mientras tanto, en América Latina el crecimiento será liderado por Centroamérica y el Caribe de habla hispana, con un alza de 4,1%, frente a las lentas recuperaciones previstas para Argentina (1%) y Brasil (1,3%), además de la recesión que se registrará en Venezuela. Otros países de la región, como Bolivia, Colombia y Chile, tirarán de la expansión sudamericana con tasas de crecimiento que oscilarán en 2015 entre el 3 y el 5%. En este contexto, la CEPAL ha vuelto a reiterar su propuesta de impulsar políticas macroeconómicas que fomenten la inversión, en particular en materia de infraestructuras.