may
31
0 Actualidad
Publicado el martes 31 de mayo de 2016

Un buen verano para el empleo

Comercio, transporte, hoteles, restaurantes, ocio y entretenimiento son los sectores que van a impulsar la contratación de trabajadores durante los meses de verano. Son, de alguna manera, segmentos de nuestra actividad económica relacionados con el turismo, que vive un año de récord, tal como atestigua la Encuesta de Movimientos en Frontera (FRONTUR) que elabora el INE. Según sus datos, en abril entraron en España casi 6,1 millones de turistas internacionales, un 11,3% más que el mismo mes de 2015. El Reino Unido es el principal mercado para nuestro sector turístico, con más de 1,4 millones de viajeros en abril, que representan más del 23% del total y suponen un incremento ligeramente superior al 18% con respecto al mismo mes de 2015.

El tirón del turismo

Según las cifras de FRONTUR, en los cuatro primeros meses de 2016 el número de turistas que han visitado España se ha incrementado un 13% y ya supera la barrera de los 18,1 millones de viajeros. Este buen tono del sector turístico, de acuerdo con las previsiones de Ranstad, se traducirá en la formalización de más de 480.000 contratos en comercio, transporte, hoteles, restaurantes y ocio y entretenimiento. “Estas cifras suponen un incremento del 13,3% con respecto a los datos de 2015, cuando se registraron 429.000 contrataciones, lo que va en línea con las previsiones que apuntan a un año récord de visitas de turistas”, apuntan los expertos de esta multinacional de recursos humanos, quienes consideran que “2016 será el mejor verano en términos de contratación de los últimos ocho años, ya que la generación de empleo aumenta por cuarto año consecutivo y acumula un incremento del 60% en comparación con 2012, cuando se firmaron 304.000 contratos”.

Tradicionalmente el turismo es el principal impulsor de la contratación durante el periodo estival. De hecho, este sector alcanzó durante el verano pasado el mayor volumen de trabajadores en España de la historia, por encima de los 1,6 millones de ocupados. Camareros, personal de aeropuertos, cocineros y profesionales de atención al cliente serán los más demandados este verano, según el análisis de Randstad, que también ha detectado que dentro de las empresas, además de pedir a estos trabajadores experiencia y profesionalidad, cobran cada vez más fuerza otras cualidades, como la orientación al cliente, “ya que la fidelización de los mismos se ha convertido en uno de los pilares para las empresas”.

En este sentido, Ranstad destaca el efecto que tiene sobre el empleo el aumento del turismo internacional. “En esta línea, el inglés es indispensable para muchos de los puestos que se ofertan, por tratarse de un idioma básico en hostelería, restauración y refuerzo de infraestructuras de transporte”. Desde esta consultora de recursos humanos también se ha detectado “un aumento de la importancia que se otorga a la capacidad del candidato de desarrollar su actividad en otros idiomas, como francés, alemán, ruso, chino, o árabe, ya que ha aumentado considerablemente el número de visitantes de estos países en los últimos años”.