abr
21
0 Actualidad
Publicado el martes 21 de abril de 2015

El comercio mundial seguirá recuperándose lentamente

Los años de dificultades que han atravesado las economías avanzadas han dejado su huella en el crecimiento del comercio mundial. Muy lejos quedan las medias de avance anual del 5% que se encadenaron desde comienzos de los años 90 hasta 2008, cuando estalló la crisis financiera internacional. Según los estudios realizados por la Organización Mundial de Comercio, los intercambios de bienes y servicios han logrado encadenar un trienio consecutivo de recuperación, ya que entre 2012 y 2014 el comercio creció el 2,4% de media. Un ritmo de reactivación que se consolidará y acelerará levemente de cara a los próximos años.

El director general de la OMC, Roberto Azevêdo achaca el débil empuje del comercio internacional “a la prolongada atonía del crecimiento del PIB después de la crisis financiera”. Además, las previsiones que maneja la entidad que dirige indican que esta tendencia de lento crecimiento va continuar y llama la atención sobre dos de las debilidades que podrían torcer el rumbo del comercio mundial: “un crecimiento económico todavía frágily las tensiones geopolíticas”.

En términos macroeconómicos, a lo largo de las últimas décadas, el comercio crecía mucho más que lo hacía el Producto Interior Bruto mundial. Sin embargo, desde 2008, el aumento del comercio mundial, cómo por ejemplo ha pasado en 2014, ha logrado superar escasamente el incremento del PIB global de ese año. Además, según las previsiones, el crecimiento del comercio en 2015 y 2016 rebasará solo por un pequeño margen el aumento de la producción mundial.

De acuerdo a las informaciones que maneja la OMC, varios factores han contribuido a la desaceleración del comercio, tanto en 2014 como en los meses que llevamos de 2015. Destacan entre ellos un crecimiento más lento del PIB en las economías emergentes, la desigual recuperación en los países desarrollados y las crecientes tensiones geopolíticas. También han influido las acusadas fluctuaciones de los tipos de cambio, incluida la apreciación de un 14% del dólar norteamericano frente a otras monedas, hechos que han complicado aún más la situación y las perspectivas del comercio internacional.

Para reactivar el comercio mundial, el director general de la OMC apuesta por seguir reformando el mercado; “eliminando las medidas proteccionistas, mejorando el acceso a los mercados, evitando políticas que distorsionen la competencia y procurando acordar reformas de las normas del comercio mundial. Los gobiernos pueden impulsar el comercio y aprovechar las oportunidades que éste ofrece a todos”.