oct
20
0 Actualidad
Publicado el lunes 20 de octubre de 2014

La confianza empresarial se mantiene en España

De acuerdo con el tercer muestreo elaborado este año por Grant Thornton, una de las mayores organizaciones mundiales de auditoría y asesoramiento, el 44 % de las empresas españolas ven con optimismo la evolución de nuestra economía en los próximos doce meses, frente a un 16 % que tiene una visión negativa. La diferencia entre los que consideran que el devenir económico va a ser positivo frente a los que ven las cosas más complicadas determina el Índice de de Confianza Empresarial, que se recoge en un estudio trimestral elaborado con las opiniones de ejecutivos de grandes y medianas empresas de 34 países.

La mitad de las empresas españolas afirman que tienen intención de subir los salarios en los próximos meses al ritmo que marque la inflación. Este dato aparece alineado con las perspectivas de empleo, con un saldo de 29 puntos positivos frente a los 21 obtenidos en el trimestre anterior. Este dato sitúa a España muy por encima de la media de la eurozona, donde las proyecciones de contratación  han pasado de 17 puntos positivos en el segundo trimestre del año a tan solo 6 en el tercero.

Además, según recoge el estudio de Grant Thornton, las empresas españolas esperan una sustancial mejora de sus beneficios, con un índice que alcanza los 54 puntos positivos, el doble que hace tres meses y casi cuatro veces más que hace un año. Los empresarios también comienzan a percibir una mejora en el acceso al crédito; un 27% de las empresas encuestadas ven a la falta de financiación como uno de sus principales problemas, la mitad de los que tenían esa visión en 2013. Unos datos que van en línea con los obtenidos recientemente por el Banco Central Europeo (BCE) en un estudio que ha realizado sobre las condiciones crediticias en la Eurozona.

Para Álvaro Sanmartín, socio de Economics & Regulation de Grant Thornton los importantes esfuerzos que nuestro país ha hecho en los últimos años en materia de competitividad  empiezan a dar resultados: “España será probablemente uno de los países más beneficiados del papel más proactivo que está tomando el BCE en favor de la recuperación económica europea. Es preciso -añade- que nuestro país persevere en las reformas necesarias para impulsar el crecimiento potencial, la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas y la cohesión social.”