abr
30
0 Innova
Publicado el lunes 30 de abril de 2018

Digitalizarse es bueno para competir

De todos es sabido que estamos ante un momento de cambios casi imparables, que obliga a las compañías a tener la suficiente capacidad de anticipación y a dotarse de los recursos necesarios para adaptarse a un entorno cada vez más cambiante. Bajo estas premisas la Universitat de Barcelona, con el apoyo de EY, ha publicado el estudio Business Insights, Resiliencia Empresarial y Transformación Digital, que analiza el grado de resiliencia del tejido empresarial catalán a partir de tres indicadores.

Las tres ‘íes’

Se conocen como las 3 ‘íes’ a los niveles de innovación, internacionalización e intención de crecer de cada empresa. Con estos parámetros, los expertos de la Universitat de Barcelona han concluido que “el 58,7% de las empresas catalanas está realizando actividades relacionadas con la innovación”. La mayoría de ellas tiende a innovar tanto en productos como en procesos aunque entre las empresas más pequeñas y jóvenes la innovación suele centrarse más en el desarrollo de nuevos productos.

Por otra parte, el 41% de las compañías analizadas cuenta con presencia internacional y el 10% asegura que más de la mitad de sus ingresos proviene ya de mercados extranjeros. Sin embargo, el estudio recoge unas expectativas de crecimiento moderadas ya que el 61% de las empresas esperaba cerrar 2017 manteniendo su cifra de negocio en niveles similares a los de 2016, mientras que un 26% esperaba aumentar facturación con respecto el año anterior.

“Se puede concluir que existe una relación proporcional entre el tamaño de las empresas y su resiliencia, siendo las medianas y grandes empresas las que están mejor preparadas para adaptarse a los cambios experimentados en el entorno”, señala la Universitat de Barcelona.

Digitalizarse y avanzar

El estudio profundiza, además, en el nivel de transformación digital de las empresas catalanas, entendiendo que dicha transformación es una palanca clave para potenciar la competitividad. En este ámbito, el estudio revela que las compañías que han nacido digitales o se encuentran en procesos de transformación digital tienen una capacidad potencial de adaptarse a cambios del entorno superior en hasta 22 puntos al de las compañías no digitalizadas.

En este sentido, el 83% de las compañías encuestadas asegura que está llevando a cabo algún proceso de transformación digital, y en más de la mitad de los casos ya se está traduciendo en un incremento de la productividad. Asimismo, el 69% concentra sus esfuerzos en la mejora de la experiencia de cliente, seguida por la optimización de la cadena de suministro, prioritaria para el 62% de las firmas participantes en el estudio.