Banco Popular
mar
27
0 Actualidad
Publicado el jueves 27 de marzo de 2014

El Banco de España prevé un crecimiento más sólido

El servicio de estudios del Banco de España (BDE) ha hecho públicas sus previsiones macroeconómicas para los próximos meses, unas proyecciones en las que se espera un crecimiento del PIB del 1,2 % en 2014, que se aceleraría hasta el 1,7% en 2015.

En su informe de proyecciones, el BDE cree que la composición de la demanda va a ser similar al patrón que se ha comenzado a observar en el tramo final de 2013, donde el consumo interno ha comenzado a tomar progresivamente el relevo al sector exterior como principal fuente de contribución al crecimiento del PIB. Una demanda interna que se va a ver alentada por la mejora de la confianza, por lo que se espera que el consumo de los hogares registre tasas positivas en los dos próximos años,  un repunte que se va consolidar paulatinamente gracias a la mejoría del mercado de trabajo.

En su informe de previsiones, el BDE señala que la relajación sustancial de la prima de riesgo soberano ha sido un factor decisivo en el cambio de rumbo de nuestra economía. Una prima que, en términos del diferencial con el bono alemán, se ha reducido desde niveles próximos a los 360 puntos básicos  a comienzos de 2013 hasta situarse en el entorno de los 180 a fecha 14 de marzo, cuando se cerró el informe. El abaratamiento de la financiación se ha percibido también, aunque con menor intensidad que en el caso de la deuda pública, en el resto de sectores, especialmente el financiero, mientras que los flujos netos de financiación exterior han vuelto a presentar un signo positivo.

El cuadro de proyecciones macroeconómicas dibujadas por el Banco de España contempla que la inflación, medida por el deflactor del consumo privado, prosiga experimentando crecimientos muy modestos, aunque positivos, a lo largo del próximo bienio. Por su parte, el BDE cree las exportaciones irán mejorando gradualmente a lo largo de los próximos meses, un progreso que se traducirá en un crecimiento del  5,1% en 2014 y del 6,1% en 2015, mientras que las importaciones también se incrementarán gracias al aumento de la inversión.  Finalmente, el informe del BDE considera que la moderación salarial y la flexibilización del mercado de trabajo han permitido, entre otros factores, adelantar el proceso de creación neta de puestos de trabajo, una recuperación del empleo que el Banco de España espera que aumente su intensidad en los dos próximos años.