may
9
0 Actualidad
Publicado el viernes 9 de mayo de 2014

El BCE se muestra dispuesto a actuar en junio

El Banco Central Europeo (BCE) se muestra abierto a emprender nuevas medidas que permitan variar el rumbo de la inflación en la eurozona, que desde hace varios meses se encuentra instalada en el entorno del 1%, y para tratar de hacer frente a la revalorización del euro frente al dólar. Previsiblemente, tal como declaró Mario Draghi, la institución monetaria europea actuará cuando tenga nuevas previsiones económicas más actualizadas: “el consejo de gobierno del BCE se encuentra cómodo con la idea de actuar la próxima vez” unas palabras que se han interpretado como la señal de que en su reunión de junio el BCE pueda tomar medidas extraordinarias.

Mario Draghi ha señalado que BCE “no está satisfecho con la senda proyectada para la inflación y no está resignado a tener baja inflación por un periodo demasiado prolongado de tiempo”. El BCE también ha manifestado su inquietud por el elevado tipo de cambio del euro frente al dólar, especialmente en este contexto de baja inflación, “ya que puede causar un impacto negativo tanto en los precios como en el crecimiento de la eurozona”. Draghi ha querido volver a resaltar el unánime compromiso del BCE para utilizar todas la medidas necesarias, incluidos instrumentos no convencionales, “para hacer frente con efectividad a los riesgos de un periodo demasiado prolongado de baja inflación”.

En este sentido, el presidente del BCE ha subrayado que las expectativas de inflación a medio y largo plazo se encuentran “firmemente ancladas de acuerdo con la definición de estabilidad de precios de la institución, ligeramente por debajo del 2%”. Draghi quiso también resaltar que el BCE mantendrá los tipos de interés en el nivel actual, o incluso por debajo, durante un periodo prolongado de tiempo.