may
28
0 Actualidad
Publicado el miércoles 28 de mayo de 2014

El FMI anticipa que la recuperación seguirá y que mejorará el empleo

En su informe final, los expertos del Fondo Monetario Internacional reconocen el giro experimentado por la economía española y reclaman que prosiga la política de reformas estructurales emprendidas en los últimos años.

La institución que dirige Christine Lagarde considera que la recuperación comenzó en el segundo semestre de 2013 y que ha cobrado fuerza en el primer trimestre de este año, con las tasas de crecimiento más elevadas desde 2008. A juicio del FMI, el cambio de rumbo experimentado por nuestro país se ha basado en dos pilares: la fortaleza de las exportaciones y la notable mejora en las condiciones de los mercados financieros. “La confianza se ha recuperado y está favoreciendo el aumento del consumo privado y de la inversión empresarial. Lo que es más importante, se aprecian mejoras en el mercado de trabajo y anticipamos que la recuperación continuará en el medio plazo”, concluyen los técnicos del Fondo.

En su informe, el FMI señala cuatro áreas prioritarias de acción. En primer lugar, ayudar a las empresas a crecer, contratar e invertir. En este sentido, recomiendan el establecimiento de mecanismos que permitan a compañías altamente endeudadas, particularmente PYMES, la posibilidad de disponer de opciones de reestructuración. Afirma el FMI que “deben continuar también los esfuerzos que permitan reforzar la capacidad de los Bancos para apoyar a la economía”. También reclama la reducción de barreras regulatorias para impulsar el crecimiento y la generación de puestos de trabajo: “junto con la moderación salarial, ayudaría a asegurar que la recuperación se traduzca en creación de empleo”.

En otro apartado de sus conclusiones, el Fondo anima a continuar con un proceso de consolidación fiscal que favorezca el crecimiento y el empleo, aunque apunta que “España ha progresado mucho en la reducción del déficit en los últimos dos años en un entorno muy complicado”. Para proteger los servicios públicos para las generaciones actuales y futuras, el FMI cree necesario que los ingresos aumenten, especialmente los procedentes de la tributación indirecta.

El documento plantea elevar  los impuestos especiales y los medioambientales y “reducir gradualmente el tratamiento preferencial en el IVA”, es decir, ir pasando del tipo del 10% al general del 21% los bienes y servicios básicos que se benefician de un IVA reducido. Por otro lado recomiendan ampliar la base del IRPF, reduciendo exenciones y regímenes especiales y, paralelamente, recortar gradualmente el tipo del impuesto de sociedades para fomentar el crecimiento.

Finalmente, el Fondo Monetario Internacional considera que “el impulso de políticas económicas más decididas por parte de los socios europeos ayudaría a la recuperación, tanto en la zona euro como en España”. En este sentido, el FMI ha recomendado “una mayor flexibilización monetaria por parte del BCE para lograr su objetivo de estabilidad de precios y para apoyar la demanda, al mismo tiempo que se reduce la fragmentación financiera”.