sep
10
0 Mundo Financiero
Publicado el miércoles 10 de septiembre de 2014

El IPC, una referencia sobre los precios y variable que afecta a la economía doméstica

El Índice de Precios al Consumo, medida estadística conocida por sus siglas, IPC, es una variable que afecta de forma significativa a la economía doméstica. Originalmente, el IPC determina la evolución de los precios de bienes y servicios que consume la población residente en el país. Este índice está centrado en la llamada ‘cesta de la compra’ de las familias.

Para su cálculo se utilizan los precios de determinados productos, organizados por grupos, otorgándose mayor peso a unos sobre otros en función de las cifras de consumo de cada uno de ellos. Para que el dato resulte lo más real posible, se establece en la metodología que dichos productos, alrededor de 500, sean los más frecuentes dentro de los hábitos de consumo de los habitantes. Los productos analizados se encuentran en establecimientos previamente seleccionados de casi 180 municipios españoles. El objetivo es obtener una muestra lo más representativa posible.

El dato del IPC se ofrece de forma periódica por el Instituto Nacional de Estadística, con un porcentaje que indica lo que han cambiado los precios con respecto al mes o año anterior.

Además de su importancia como dato estadístico – el IPC sirve para determinar la inflación de un país-, también se utiliza como referencia para decisiones sobre subidas de salarios, pensiones o alquileres, por ejemplo. Las comparativas entre las fluctuaciones del IPC con las de los salarios permiten determinar la evolución del poder adquisitivo de los ciudadanos.