abr
10
0 Mundo Financiero
Publicado el lunes 10 de abril de 2017

Emilio Saracho, en la Junta de Accionistas: “Merece la pena luchar por Popular”

Popular ha celebrado esta mañana en Madrid su Junta General Ordinaria de Accionistas de 2017, que ha aprobado los acuerdos sometidos a votación. En esta Junta, el presidente, Emilio Saracho, ha trasladado a los accionistas, en primer lugar, un agradecimiento por la confianza depositada en él, y a continuación, un mensaje de esperanza, dejando claro que “merece la pena luchar por Popular” y para ello considera que se debe enfocar la recuperación afrontando “rápida y decisivamente las dificultades, y todo con una clara vocación de transparencia y rigor en la gestión y en la comunicación al mercado”.

La prioridad para Popular, según ha explicado el presidente ante los accionistas, es cumplir con las exigencias de los reguladores. Sobre este aspecto, Emilio Saracho ha destacado que “contamos con el capital casi más alto de nuestra historia, pero exigencias regulatorias hacen que sea suficiente, pero ajustado”. También ha recordado que se debe mantener el esfuerzo en materia de dotación de provisiones y en la reducción de activos improductivos, así como la posible desinversión en “aquellos negocios en los que no contamos con las suficientes capacidades o recursos para competir”.

Como apoyo para este proceso de recuperación, el presidente ha recordado las fortalezas que tiene Popular como marca y la rentabilidad del negocio tradicional del banco. En este sentido, considera que hay que “aprovechar la ventaja que nos ofrece nuestro posicionamiento en Pymes y Banca Personal “.

Antes del presidente ha intervenido el consejero delegado, Pedro Larena, quien ha explicado los resultados anuales, afectados por el saneamiento y provisiones. También se ha referido a la solvencia y fortaleza del negocio principal de Popular, que cuenta con una cuota de mercado del 17,5% en pymes. Larena ha recordado la división de la gestión del banco en dos negocios, principal e inmobiliario, enfocado este último a la reducción de activos no productivos. Finalmente, Larena ha explicado que deja el cargo de consejero delegado por motivos personales.