oct
2
0 Actualidad
Publicado el jueves 2 de octubre de 2014

España crecerá más rápido que el conjunto de la eurozona

Es lo que  predice Ernst & Young en su informe EY Eurozone Forecast, en el que asegura que España va a ser uno de los países de la eurozona en los que la recuperación económica más se consolide en los próximos meses.

Para el conjunto de la eurozona Ernst & Young proyecta un incremento del  Producto Interior Bruto (PIB) del 0,9% este año, por debajo del 1,1% predicho en junio. Un ritmo que se acelerará en 2015 hasta alcanzar el 1,5%, mientras que en  2016 se llegará hasta el 1,7%. Unos guarismos todavía lejanos de la media del  2,3% logrado en el periodo entre 1997-2007. Para nuestro país plantea unas perspectivas más optimistas, con unas tasas de crecimiento del 1,3% para este año y del 2% para el próximo.

A  juicio de Ernst & Young se espera “una recuperación más rápida en las economías que han sido más rápidas para aplicar reformas estructurales”. Esta diferencia a la hora de implantar cambios profundos en la economía explicaría la creciente divergencia entre Francia e Italia, por un lado, y Alemania y España por otro. El documento, no obstante, prevé que la paulatina depreciación que está experimentado el euro “traiga más beneficios a Francia e Italia, que son más sensibles a la competitividad de precios”.

En cuanto a España, el estudio de Ernst & Young señala como una pieza clave de la reactivación de nuestra economía a la “recuperación de la competitividad en las exportaciones”, aunque también ve señales positivas en la revitalización tanto de la demanda interna como de la inversión. España tiene ante sí, prosigue el informe, el reto de seguir atrayendo inversores, “aunque haya sido capaz de captar hasta 40.000 millones de euros de inversión extranjera directa en 2013, un dato que contrasta con los 27.000 millones de Alemania o los 5.000 millones de Francia”. Las previsiones de Ernst & Young apuntan a un crecimiento de la inversión del 4% a partir de 2016.

En cuanto al mercado laboral, el documento recoge datos tan significativos como que “las compañías están comenzando a contratar gradualmente a más trabajadores, lo que ha reducido la tasa de desempleo en un punto porcentual desde enero”. Un descenso del desempleo que el estudio contempla que irá acompañado de un paulatino crecimiento de los salarios. Estos elementos combinados, más empleo y mejores remuneraciones, impulsarán el gasto de los consumidores, que creció el 1,6% en el primer trimestre de 2014, mientras que la previsión del EY Eurozone Forecast es que se incremente hasta el 2,5% en 2018.