may
25
0 Actualidad
Publicado el miércoles 25 de mayo de 2016

España, destino de inversiones

Nuestro país, con 248 proyectos, es el cuarto receptor europeo de inversión extranjera directa tras Reino Unido (1.065 proyectos), Alemania (946) y Francia (598). Estas cifras suponen que España cerró el pasado ejercicio con un aumento del 7%, tal y como constata el estudio European Attractiveness Survey 2016 de la consultora internacional EY. Dentro de nuestro país, las inversiones llegadas a Cataluña y la Comunidad de Madrid han supuesto el 63% de las iniciativas recibidas, con 111 y 46 proyectos, respectivamente. Justo detrás se sitúan Andalucía, la Comunidad Valenciana y el País Vasco. Entre las regiones españolas destaca el caso de Aragón, con un crecimiento del 700% en inversión extranjera recibida el pasado año.

Dinero de todo el mundo

Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido y Japón son los principales inversores extranjeros en España que han destinado su capital especialmente a la industria manufacturera, con 115 proyectos, seguido por los servicios financieros, el transporte y el comercio. El informe elaborado por EY subraya que “la trayectoria positiva de la economía durante el año pasado influyó en el aumento de inversiones en sectores como la educación y  la salud, en el que la actividad se triplicó, y en la construcción, donde se multiplicó por cuatro”. Llorenç López Carrascosa, socio de EY, ha señalado que “el positivo tono de la economía en 2015, con una mejora del consumo y de la propia inversión interna, atrajeron y potenciaron el interés del capital internacional con nuevos proyectos”.

Europa, receptora de inversiones

En el conjunto de Europa, en 2015 la inversión extranjera se situó en máximos absolutos, al conseguir atraer 5.083 iniciativas de inversión, que facilitaron la creación de más de 200.000 puestos de trabajo. Son unas cifras que representan un aumento del 14% en número de proyectos y del 17% en creación de empleo en comparación con 2014. Reino Unido, Alemania y Francia son los tres países que más inversiones reciben, mientras que los tres núcleos urbanos más atractivos son Londres, París y Berlín, una lista en la que Barcelona ocupa el quinto puesto y Madrid el octavo.

La confianza de los inversores en nuestro continente se enfrenta a tensiones, como la incertidumbre económica y los riesgos geopolíticos. Llama la atención el hecho de que ante la pregunta de si se planean establecer o expandir sus operaciones en Europa, solo el 22% de los encuestados respondieron de manera afirmativa. Sin embargo, el 82% de los inversores entrevistados por EY confían en que el atractivo de Europa para captar proyectos va a mejorar o estabilizarse en los próximos tres años. Los factores más atractivos de Europa para los inversores extranjeros son las infraestructuras de telecomunicaciones, los niveles de competencia de los trabajadores, el transporte y las infraestructuras logísticas y el entorno político, jurídico y normativo.