may
18
0 Innova
Publicado el viernes 18 de mayo de 2018

España en la nube

Que la UE apueste por la nube puede suponer un impacto de unos 449 mil millones de euros en los próximos 5 años, según un estudio realizado por Deloitte para la Comisión Europea en 2017, tendría apostar por la nube en los 27 Estados de la Unión. A pesar de esta previsión, en España seguimos un paso por detrás cuando se trata de explotar ese potencial.

“Nuestro país necesita un verdadero compromiso político con la transformación digital con la nube como habilitador imprescindible de este cambio”, asegura el informe España Nación Cloud, elaborado por Adigital y CISPE, en el que se establece como primordial adoptar un una estrategia de Cloud First y por dedicar amplios esfuerzos a” cambiar la cultura organizativa de nuestras administraciones públicas y a formar a los profesionales y funcionarios públicos en la actualización de sus competencias digitales”.

Retos para subirnos a la nube

En este sentido, los autores del trabajo aseguran que “nuestro país precisa de una gestión de la nube profesionalizada e incluso que se ajusten los marcos contable y de contratación del sector público para establecer nuevos modelos de facturación y para que los costes de implantación del cloud no se consideren un gasto sino una inversión”. También apuestan por la puesta en marcha de medidas en el sector empresarial, para impulsar la formación de todos los tipos de negocios de nuestro país y mejorar los planes e incentivos para la adopción de esta tecnología.

El objetivo de que España se suba a la nube es aprovechar las oportunidades que brinda el cloud no solo para responder de manera más rápida, eficiente y barata a las necesidades de administraciones, empresas y particulares, sino también “para ofrecernos servicios más seguros, facilitar la adaptación a las normativas vigentes y reducir los costes regulatorios, responder mejor a los objetivos globales de sostenibilidad medioambiental y fomentar la innovación que necesita nuestro país”.

En el documento se indica que “no se trata de reinventar la rueda. Ya existen referencias que  pueden servir de ejemplo a nuestro país. Algunas de las más significativos son Reino Unido , Noruega  e incluso Francia, “que  acaba  de  anunciar  una  inversión  muy  importante  para transformar  digitalmente  su  administración  pública”.  Fuera  de Europa, sin perjuicio de los esfuerzos que países como Bahréin o Filipinas están haciendo en materia de cloud, “cabe destacar la política de Cloud Right auspiciada por el gobierno de Canadá”.