ene
31
0 Actualidad
Publicado el miércoles 31 de enero de 2018

España mejora en competitividad

El Consejo General de Economistas ha presentado el Índice de Competitividad Regional 2017, en el que un equipo de investigadores de la Universidad de Murcia han identificado, por una parte, los ámbitos de la economía en los que existen ventajas o deficiencias a nivel regional y, por otra, han analizado los cambios experimentados en los diferentes ejes de competitividad y las tendencias a medio plazo.

El estudio ha analizado la competitividad de todas las regiones entre 2008 y 2016 a través de 53 variables o indicadores estructurados en torno a siete ejes: entorno económico, capital humano, mercado de trabajo, entorno institucional, infraestructuras básicas, entorno empresarial e innovación.

Avanzamos, pero necesitamos mejorar

Aunque España ha avanzado, en 2011 llegó a colocarse en la posición 42 y ahora estamos en la 34, existen elementos que podrían ayudar a mejorar nuestra calificación competitiva. Uno fundamental es el incremento de la competitividad de las regiones que la componen, ya que, como ha señalado el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, “el grado de autonomía y la capacidad de decisión que tienen las Comunidades Autónomas para impulsar el crecimiento económico y el bienestar de los ciudadanos coadyuvan en un importante grado de influencia en la competitividad del país”.

Según su opinión, “la puesta en marcha de medidas de política económica encaminadas a mejorar la competitividad pasa por profundizar en el análisis de las áreas que determinan la capacidad real de las distintas regiones de un país, ya que un mayor conocimiento de las mismas favorecerá la generación de propuestas en los diferentes ámbitos de actuación”.

Según los datos recopilados por el Consejo General de Economistas, la comunidad más competitiva es Madrid, con un 71% más que la media. Le sigue País Vasco, que ha dejado en el tercer puesto a Navarra y con cuarta figura Cataluña que es un 30% más competitiva que la media. En el otro extremo, las últimas regiones son Extremadura, que es un 53% menos competitiva que la media nacional, Andalucía, con un 39,4% de distancia, Castilla-La Mancha (30,55%), Canarias, un 28,9% por debajo de la media, y Murcia, con un diferencial competitivo negativo del 25%.