abr
15
0 Actualidad
Publicado el miércoles 15 de abril de 2015

España tendrá el mayor crecimiento de la zona euro

El consumo será la palanca sobre la que pivote el crecimiento de nuestra economía en los próximos meses. España, junto a Irlanda y Alemania, irá a contracorriente del resto de los países del euro, donde el consumo seguirá dando señales de debilidad. Es la principal fortaleza detectada en el informe WorldEconomic Outlook, en el que el Fondo Monetario Internacional sitúa a España como el país con mayor tasa de crecimiento de la zona euro, para la que apunta un alza media del PIB del 1,5%. En el caso del PIB per cápita, el crecimiento previsto para nuestra economía es del 2,6%, frente a la media del 1,2% que avanzará en el conjunto de la zona euro.

Además del tirón del consumo, los países del euro nos vamos a beneficiar de un conjunto de factores que van a tirar del carro de la economía: “los precios del petróleo más bajos, las menores tasas de interés y la depreciación del euro, así como el cambio a una amplia política fiscal neutral, impulsarán la actividad en 2015 y 2016”, sentencia el documento del FMI, que también asegura que “para todas las economías avanzadas de Europa, los riesgos para las previsiones son más equilibrados que en octubre”. El dato menos positivo es el desempleo, para el que el FMI mantiene que en España va a continuar descendiendo y espera que la tasa de paro caiga al 22,6% en 2015 y al 21,1% en 2016. A pesar de esta mejora, la recuperación del mercado laboral sigue siendo la gran asignatura pendiente para nuestro país.

En el conjunto de las economías mundiales, los expertos del FMI consideran que se acelerará levemente el dinamismo este año, ya que calculan que la economía mundial avanzará el 3,5%, una décima más que en sus anteriores previsiones, y el 3,8% en 2016. Fuera de Europa, esperan un avance sostenido en Estados Unidos, aunque con cierta pérdida de fuelle, al considerar que crecerá este año un 3,1%, medio punto menos de lo que esperaban en enero. En el caso de Japón, su economía logrará darse la vuelta desde la caída del 0,1% experimentada en 2014 hasta alcanzar un avance del 1% al finalizar este año. Con respecto a China, seguirá frenando poco a poco su ritmo de crecimiento, desde el 7,4% del año pasado al 6,8% de éste y el 6,3% de 2016.

La radiografía que ha hecho el FMI refleja que las economías avanzadas, como la zona euro o Estados Unidos, son las grandes beneficiadas de un petróleo en niveles históricos de bajos precios frente a la mayor debilidad mostrada por los países productores de crudo. “El retroceso de los precios del crudo ha provocado una amplia reasignación del ingreso real desde los países exportadores de petróleo hacia los importadores”, dice el documento del FMI, que augura que Rusia va a entrar en recesión por, entre otras, esta causa. La drástica bajada del valor del petróleo es achacada al “aumento continuo de la oferta de fuentes no convencionales, combinado con un cambio de estrategia en el seno de la OPEP” y considera que este descenso probablemente “va a ser duradero”.