ago
13
0 Actualidad
Publicado el lunes 13 de agosto de 2018

España vira hacia el optimismo

Tras cerrar un primer trimestre con caídas en los tres indicadores, las expectativas económicas, la perspectivas de ingresos y las intenciones de compra, “la población en España ha cambiado su percepción respecto a las expectativas económicas, de ingresos y de gasto durante abril, mayo y junio, con subidas destacadas en los tres indicadores”, señala la consultora GfK en la nueva edición de estudio del clima de consumo para Europa.

En este sentido, los datos recogidos señalan que “hemos vuelto a los 24 puntos en el indicador de previsiones económicas, después de un incremento de 12 puntos – el mayor entre los 16 los países analizados. También destaca la subida de 15 puntos en el índice de ingresos y los 6 en la disposición a comprar. Este último sale así de los valores negativos en los que suele estar anclado”.

Tres de tres

En el detalle de cada indicador en España, se puede observar que en el segundo trimestre “no sólo se recupera el optimismo en las expectativas económicas, sino que se ya acerca a valores similares al pasado año, aunque eso sí, todavía muy alejados de los 51 puntos obtenidos en diciembre de 2015”.  Los autores del documento de GfK indican que “hay que tener en cuenta que nuestro país viene de sufrir el trimestre pasado la mayor caída (10 puntos) entre los 16 países analizados en relación con la percepción sobre la marcha de nuestra economía, a pesar de que el crecimiento esperado del PIB para 2018 continuaba siendo el más potente de Europa (2,8%).

En cuanto al indicador de expectativas de ingresos, se ha situado en los 17 puntos, tras un crecimiento de 15 puntos este trimestre, “el mayor incremento de todos los países analizados y tras la debacle de los primeros 3 meses del año cuando se situó en solo 2 puntos. Se acerca con este repunte a valores de noviembre del año pasado cuando obtuvimos 16 puntos”.

Con una estrecha y directa relación con los ingresos está el indicador de disposición a comprar “que regresa a valores positivos, después de recuperar seis puntos en solo 3 meses, todo un logro, dado que en los últimos años sólo habíamos conseguido estar en positivo durante septiembre de 2017, después de 6 años en valores por debajo de cero”.

Aún después de esta subida, muy importante considerando nuestro pasado reciente, seguimos mostrando unas expectativas de gasto bajas en relación al resto de Europa. “El alto nivel de ahorro en España y el poco interés por el gasto hace pensar que la población todavía se siente poco confiada en asumir gastos más allá de los estrictamente necesarios”, concluye el estudio del clima de consumo para Europa de GfK.