ago
11
0 Actualidad
Publicado el viernes 11 de agosto de 2017

¿Estamos ante la tiranía de la tecnología?

La tecnología está cada vez está más presente en nuestras vidas, por ese motivo se está empezando a extender el fenómeno de personas que son incapaces de desconectarse de sus redes sociales, olvidarse del correo electrónico o dejar que suene el WhatsApp sin salir corriendo a leerlo. Por esas razones, la consulta GfK ha preparado el Estudio Global GfK: Desconectar de la tecnología, con el que tratar de conocer la capacidad de desconexión que tenemos respecto a los dispositivos electrónicos que forman ya parte de nuestro día a día.

Un tercio es incapaz de desconectar

Los entrevistados tenían que mostrar su grado de acuerdo y desacuerdo con la siguiente afirmación: Encuentro difícil desconectar de la tecnología, incluso cuando sé que debería.  Con arreglo a sus respuestas, en España,  hasta un 27% de las personas ya tiene dificultades para tomarse un respiro de la tecnología, incluso cuando se es consciente de que es necesario hacerlo. Por el contrario, aquellos que creen que es fácil descansar de las TI alcanzan el 21%. Esta dificultad para desengancharse afecta tanto a hombres a como mujeres de nuestro país, ya que en ambos sexos el  27% considera difícil descansar de sus equipos electrónicos, mientras que un 21% de hombres y mujeres afirma que es fácil desconectar.

En el caso de los grupos de edad, no hay sorpresas y se confirma que los adolescentes son los que ven más complicado desconectarse de la tecnología, aunque sepan que deben hacerlo. De hecho, el porcentaje es significativamente alto: un 38%, entre aquellos jóvenes de 15 a 19 años, mientras que, en estas edades, sólo un 14% encuentra sencillo descansar de sus equipos tecnológicos.  En el otro lado, los mayores de 60 años son los que más fácil lo tienen para dejar de lado los dispositivos tecnológicos, mientras que sólo un 16% reconoce tener dificultades para desengancharse.

En cuanto al  nivel de ingresos, aquellos que disponen de rentas más altas en nuestro país son los que confiesan tener más dificultades para dejar de estar siempre conectado,  tres de cada diez así lo señalan, frente al 19% que en la misma banda económica lo ven sencillo.

China no desconecta

Respecto al resto de países estudiados, China con un 43% presenta el porcentaje más alto de personas que reconocen tener dificultades para descansar de la tecnología, por delante de Brasil (42%), Argentina (40%) y México (38%). Por el contrario, Alemania es el país que muestra el nivel más destacado de personas a las que no les cuesta dejar de lado sus equipos tecnológicos con un 35%, justo por delante de los Países Bajos (30%), Bélgica (28%), Canadá y Rusia (ambos con el 27%).