may
31
0 Actualidad
Publicado el jueves 31 de mayo de 2018

Europa avanza en la digitalización

El año pasado, la UE siguió mejorando su rendimiento digital y se redujo ligeramente la diferencia entre los países más digitalizados y los menos digitalizados (de 36 a 34 puntos). Dinamarca, Suecia, Finlandia y los Países Bajos obtuvieron los mejores resultados en el Índice DESI  2018 y figuran entre los líderes mundiales en cuanto a digitalización.

En la lista de los mejores les siguen Luxemburgo, Irlanda, Reino Unido, Bélgica y Estonia, mientras que Irlanda, Chipre y España son los que más han progresado, al avanzar más de quince puntos en los cuatro últimos años. No obstante, “a otros países de la UE aún les queda mucho camino por recorrer y Europa en su conjunto debe mejorar para ser competitiva en la escena mundial”.

La digitalización mejora

El 58 % de los hogares europeos disponen de conectividad ultrarrápida, de al menos 100 Mbps, y el número de suscripciones aumenta con rapidez. El 15 % de los hogares hacen uso de la banda ancha ultrarrápida, es decir, el doble que hace tan solo dos años y cinco veces más que en 2013. El número de suscripciones de datos móviles en la UE ha aumentado un 57 % desde 2013, llegando a las noventa por cada cien personas. Las redes móviles de 4G cubren el 91 % de la población de la UE (84 % el pasado año).

Por otro lado, aunque cada vez más empresas envían facturas electrónicas (el 18 %, frente a un 10 % en 2013) o utilizan las redes sociales para entrar en contacto con clientes y socios (el 21 %, frente al 15 % en 2013), el número de pymes europeas que venden en línea se ha estancado en los últimos años (17 %).

España adelanta posiciones

Nuestro país ocupa el puesto número diez de entre los 28 Estados miembros de la UE estudiados en el Índice DESI 2018, “gracias a un  mejor rendimiento en todas las dimensiones que se monitorizan”. Nuestros resultados son buenos en conectividad, gracias a la amplia disponibilidad de redes de banda ancha fija y móvil rápidas y ultrarrápidas y al aumento de su implantación. Sin embargo, la UE señala que “una quinta parte de los ciudadanos españoles aún no están en línea y cerca de la mitad siguen careciendo de las competencias digitales básicas”.

Por otro lado, España ha aprovechado al máximo los  avances en cuanto a la utilización de las tecnologías digitales por parte de las empresas. “Más compañías españolas recurren a las redes sociales, las facturas el electrónicas, los  servicios en la nube y el comercio electrónico. Además, España figura en posiciones muy altas en el ámbito de la administración electrónica”.