feb
8
0 Actualidad
Publicado el jueves 8 de febrero de 2018

Europa crecerá con solidez

La Comisión Europea acaba de revisar al alza sus previsiones de crecimiento para 2018 y 2019, tras cerrar el conjunto de 2017 con un avance del PIB europeo del 2,4%, Si se cumplen sus vaticinios, este año creceremos el 2,3% y en 2019 sumaremos un 2% en el conjunto de toda la Unión.

Sólido crecimiento y estabilidad de precios

Las previsiones de crecimiento para 2018 y 2019 también han sido revisadas al alza para las economías de la zona euro y de la UE: del 2,1% al 2,3% para 2018, y del 1,9% al 2,0% para 2019. La Comisión las ha reformulado como consecuencia “de una mejor situación cíclica en Europa, donde los mercados de trabajo siguen mejorando, la confianza de los operadores económicos es particularmente elevada, y de una recuperación del comercio y la actividad económica mundiales superior a la prevista”.

En lo que respecta a España, la Comisión ha constatado un 0,8% de crecimiento trimestral del PIB en el tercer trimestre de 2017, “impulsado por un fuerte consumo privado, una fuerte inversión en equipos y una contribución positiva pero decreciente de las exportaciones netas al crecimiento”. El fuerte impulso de crecimiento registrado en la segunda mitad de 2017 ha derivado en un crecimiento para 2018 mayor de lo previsto en el pronóstico de otoño, hasta el 2.6%. “Se espera que el crecimiento disminuya en el horizonte de previsión, a una tasa anual del 2,1% en 2019”.

En cuanto a la inflación, Bruselas espera que se mantenga estable; la inflación global “seguirá reflejando la influencia significativa de los precios de la energía y se prevé que aumente de forma moderada”. La inflación en la zona euro ha alcanzado el 1,5% en 2017, aunque la Comisión prevé que se mantenga en el 1,5% en 2018 y aumente al 1,6% en 2019.

Finalmente, al presentar las nuevas previsiones de la Comisión, Valdis Dombrovskis, vicepresidente responsable del Euro ha indicado que “debemos continuar nuestra labor encaminada a garantizar que los beneficios del crecimiento sean percibidos por todos los europeos” mientras que Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, ha declarado que “la economía europea ha iniciado 2018 en un robusto estado de salud. La zona euro está disfrutando de unas tasas de crecimiento que no se observaban desde el inicio de la crisis financiera”.