oct
29
0 Actualidad
Publicado el jueves 29 de octubre de 2015

La FED esperará a fin de año para subir los tipos

La información recibida desde la anterior reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal indica que la actividad económica se ha expandido a un ritmo moderado, el gasto de los hogares y la inversión fija empresarial aumentan al ritmo más sólido de los últimos meses y el sector de la vivienda mejora progresivamente. Sin embargo, la economía norteamericana presenta algunas incertidumbres, como el comportamiento de las exportaciones netas y la creación de empleo, que se han desacelerado, y la inflación, que sigue por debajo del objetivo que tiene marcado la FED, el 2%.

Para los próximos meses, la Reserva Federal espera que, con las políticas apropiadas, la actividad económica se expanda hasta lograr que el empleo se reactive y la inflación se encarrile hacia arriba. Mientras tanto, Janet Yellen sigue vigilando de cerca la espiral de acontecimientos que vive la economía mundial, por lo que ha considerado que es mejor tener cierta paciencia y no tocar los tipos de interés. Los miembros del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal esperarán a tomar una decisión en su próxima reunión, un encuentro en el que evaluarán si la economía estadounidense está en condiciones de asumir ese importante cambio de escenario.

“El Comité prevé que será apropiado elevar el rango objetivo para la tasa de fondos federales cuando se haya visto alguna mejora en el mercado laboral y tenga una certeza razonable de que la inflación vuelva a su objetivo del 2% a medio plazo”, dice la declaración oficial de la Reserva Federal, en un ejercicio sintáctico para decir algo sin decir nada que pueda sacudir los frágiles cimientos de los mercados financieros internacionales. La próxima cita de los guardianes de la política monetaria norteamericana es el 16 y 17 de diciembre, en plena vorágine de compras navideñas, por lo que tendrán que tener especial cuidado para evaluar correctamente la coyuntura por la que atraviese la situación económica en su país en ese momento para evitar el espejismo que puede causar, tanto en las tasas de empleo como en los precios, el periodo navideño.

Mientras tanto se sucede la catarata de reacciones y opiniones ante la tantas veces pospuesta subida de tipos en Estados Unidos. Hay expertos que coinciden en señalar como acertada la paciencia que ha mostrado Janet Yellen en todos estos meses y consideran que para tocar el precio del dinero habrá que esperar a que las cosas se afiancen con un poco más de solidez. También hay voces que rechazan de plano la posibilidad de subir los tipos de interés y aventuran que adentrarse en ese territorio pondría al mundo al borde de una nueva recesión, ya que la economía no podría resistir el incremento de los costes de financiación que esa medida supondría.