dic
19
0 Actualidad
Publicado el viernes 19 de diciembre de 2014

La FED opta por ser paciente y esperar para subir los tipos

Janet Yellen tendrá que esperar para subir los tipos de interés. Esa es la sensación que los mercados de todo el mundo han tenido al finalizar la última reunión de este año del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC). En su primer encuentro desde octubre, el FOMC ha señalado que “la actividad económica se está expandiendo a un ritmo moderado. Las condiciones del mercado laboral han mejorado, con una tasa de desempleo más baja”. Los miembros del Comité han constatado que el consumo en Estados Unidos también  está aumentando moderadamente y la inversión en bienes de equipo avanza, aunque “la recuperación en el sector de la vivienda sigue siendo lenta”. Por su parte, la inflación sigue por debajo del objetivo del 2% que, como en el caso del Banco Central Europeo, es el mandato que tiene la Reserva Federal norteamericana.

Con este escenario macroeconómico y con el fin de “apoyar el progreso continuado hacia el máximo empleo y la estabilidad de precios”, la FED ha decidido esperar un tiempo para subir los tipos de interés del rango actual, de entre el 0% y el 0,25%. Para tomar esa decisión, que Janet Yellen ya anticipó hace semanas, la Reserva Federal hará una evaluación que tendrá en cuenta “las condiciones del mercado laboral, los indicadores de la inflación y la evolución financiera”. El Comité Federal de Mercado Abierto considera “apropiado mantener los actuales tipos durante un tiempo considerable, después del final del programa de compra de activos en octubre, especialmente si la inflación sigue por debajo del 2%”.

Esta decisión de esperar para subir los tipos de interés ha sido recibida con satisfacción por los mercados norteamericanos, que han encarado el fin de año con subidas generalizadas en los parquets, de hasta el 2,4% en los principales índices de Wall Street. Las quinielas de los inversores se centran en conjeturar con el momento del año próximo en que la FED cambiará su actual política monetaria, en vigor desde el inicio de la crisis financiera, en 2008. Janet Yellen dejó entrever en su comparecencia ante la prensa que la decisión se demoraría “un par de reuniones más del Comité”, por lo que las cábalas de los inversores barajan dos fechas probables, mediados de junio o finales de julio del próximo año.