emergencia
mar
30
0 Mundo Financiero
Publicado el lunes 30 de marzo de 2015

La importancia de contar con un fondo de emergencia

Un imprevisto es algo que, como su nombre indica, no está planeado con antelación. Destinar una parte de los ahorros de nuestra cuenta para ello es una muy buena idea para evitar incurrir en opciones más costosas en caso de emergencias.

Pero, ¿cuánto dinero sería necesario reservar? Esta cantidad dependerá de las circunstancias personales de cada uno, de los gastos fijos que deba afrontar cada mes, cuántas personas tenga a su cargo y del salario. Sin embargo, los expertos recomiendan como situación ideal contar con un “colchón” equivalente a los gastos fijos que se afrontan en un periodo de entre tres y seis meses:

-La cuota de la hipoteca o del alquiler

-Luz

-Agua

-Gas o butano

-Internet y teléfono fijo y móvil

-Gasolina

-Comida

-Seguros

-Colegio

El hecho de querer establecer un fondo de emergencia no quiere decir que no se puedan realizar otras inversiones, sobre todo si tenemos en cuenta que algunas personas tardarían más que otras en contar con la reserva equivalente a los meses de gastos mencionados con anterioridad.

Por ello, y siempre que sea posible, recomendamos apartar una cantidad en torno a los 1.000 euros e ir añadiendo mes a mes una parte del ahorro a este fondo hasta conseguir la cantidad que nos hemos marcado como objetivo (hasta tener cubierto un máximo de dos años de gastos), teniendo en cuenta que debemos revisar y adaptar esta cantidad en función de las circunstancias en las que nos encontremos como, por ejemplo, si hemos tenido una subida de salario o si nuestra pareja ha encontrado un empleo.

¿Dónde guardo mi fondo de emergencia?

A la hora de decidir dónde colocamos el dinero de reserva tenemos que tener en cuenta los siguientes puntos:

-Los imprevistos, como mencionamos con antelación, pueden surgir en cualquier momento, por lo que el dinero debe estar fácilmente disponible cuando lo necesitemos. Por ello, conviene que no lo ingresemos en la cuenta corriente utilizada para hacer frente a los gastos mensuales, al tiempo que tampoco sería buena idea invertirlo en un fondo a plazo fijo.

-Así, recomendamos depositar este fondo de emergencia en productos sin riesgo donde esté garantizada la liquidez inmediata y completa del capital.

-Aunque los dos puntos anteriores son los más importantes, tampoco es una buena idea tener esa cantidad de dinero inmovilizada en una cuenta que no produce ningún tipo de rendimiento, por eso recomendamos buscarle alguna rentabilidad, aunque sea muy pequeña.