dic
17
0 Actualidad
Publicado el miércoles 17 de diciembre de 2014

Los hoteleros confían en cerrar el año con la cifra récord de 63,2 millones de turistas

El índice general del estudio, el OHE, que recoge las perspectivas para la temporada invernal, escala hasta los 52,50 puntos, con un incremento del 11,1% en comparación con el año anterior. Ante estas proyecciones, Juan Molas, presidente de CEHAT, ha señalado que el sector puede cerrar el ejercicio con 63,2 millones de turistas, una afirmación que ha respaldado con una serie de datos positivos: “los viajes en AVE han crecido un 15,7% hasta octubre, los vuelos nacionales lo han hecho un 5,4% y las compañías aéreas han puesto en marcha una estrategia de apertura de nuevas líneas”.

El calendario va a jugar a favor de los destinos turísticos de nieve, que presentan las mejores perspectivas de los últimos cuatro años. El presidente de CEHAT ha avanzado que las reservas en el Pirineo catalán y aragonés están creciendo en el entorno del 20%. “En estas mejores perspectivas tienen un papel fundamental la concatenación de cuatro puentes consecutivos, que pueden ser un balón de oxígeno para unos hoteles que se juegan más del 20% de su facturación en esa época”.

El turismo urbano suele tener en el invierno su momento más complicado, aunque CEHAT señala algunos acontecimientos  puntuales que aumentarán las ocupaciones en las principales ciudades de nuestro país. Por su parte, en Canarias la temporada estrella es la invernal, que ha comenzado con unos resultados en noviembre y diciembre similares a los de 2013; “aunque en enero sufrirá una pequeña bajada una vez pasadas las fiestas, para febrero y marzo se esperan ocupaciones en torno al 90%”, ha apuntado Juan Molas.

Otro elemento que puede jugar a favor de nuestro turismo en 2015 es el precio del petróleo, si la espiral bajista del crudo se mantiene en el tiempo. “Las aerolíneas están ya haciendo las provisiones de combustible de cara a la temporada alta de 2015, especialmente para el tercer trimestre del año. Pueden obtener precios con un descuento que oscilará entre el 12% y el 20%. Si esta caída de los costes se transmite al precio final, nos podríamos encontrar con una fuerte bajada de precios en el transporte aéreo”.

En el lado opuesto se encuentra el turismo ruso, con un escenario muy preocupante para la economía de su país. El continuo descenso del precio del petróleo, la principal exportación rusa, la crisis con Ucrania y la devaluación del rublo, han hecho que los hoteleros españoles ya hayan detectado una reducción de los turistas rusos del 8,7%  mientras que la previsión para el arranque de 2015 es que la caída se profundice hasta el 20%.