jun
30
0 Actualidad
Publicado el lunes 30 de junio de 2014

El IPC sube 0,1 puntos en junio y encadena diez meses por debajo del 1%

Con la leve subida del mes de junio, que será confirmada con los datos definitivos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el próximo 11 de julio, son ya diez meses en los que los precios en nuestro país han experimentado subidas inferiores al 1%. La inflación permanecerá en este entorno, según las previsiones oficiales, al menos en lo que queda de año e incluso en los primeros meses de 2015. Si las cifras no cambian, nos estaríamos acercando de forma peligrosa a un escenario de deflación, un periodo de al menos un año en que se experimenta una bajada generalizada de los precios de productos y servicios.

Mientras tanto, el INE ha dado a conocer las cifras adelantadas de la inflación anual, que ha subido en junio sólo un 0,1%. Hay que remontarse al mes agosto de 2013 para encontrar un dato más habitual en comportamiento histórico de la inflación en España; entonces los precios subieron el 1,5%. Además, el dato adelantado del IPC de junio de este año contrasta con el alza del 2,1% que registraron los precios en junio de 2013. Si nos referimos a la tasa mensual, 0%, los precios se han mantenido al mismo nivel que en mayo, mientras que hace un año subieron un 0,1%. Estadística cree que la baja tasa del IPC de junio es debida al comportamiento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y de la energía eléctrica.

A la espera de los datos definitivos de inflación en Europa, que se conocerán en breve, la presión sobre la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, que tiene lugar el 3 de julio, es enorme. Un mes después de aprobar la más importante batería de medidas puesta en marcha en los últimos ejercicios, las miradas se dirigen hacia la entidad encargada de controlar la inflación en la zona euro a la espera de conocer cuál va a ser su próximo movimiento. No se esperan novedades más allá de la decisión habitual sobre los tipos de interés, pero se esperan con gran interés las palabras de Mario Draghi, en especial sobre si se pronuncia acerca de la posibilidad de poner en marcha un programa de compra de activos, tal como indicó en la anterior reunión del Consejo del BCE.