dic
17
0 Actualidad
Publicado el lunes 17 de diciembre de 2018

La automatización y su impacto territorial en el empleo

Según un nuevo informe de la OCDE, el riesgo de automatización del trabajo es mucho mayor en algunas regiones de los países que en otras, lo cual significa que en los próximos años los gobiernos tendrán que atender a los previsibles aumentos de la desigualdad laboral entre una zona y otra. En la publicación Creación de empleo y desarrollo económico local 2018 la OCDE concluye que la variación geográfica del riesgo de automatización del empleo es notablemente alta en los 21 países con información disponible. “El porcentaje de empleos en alto riesgo es de cerca del 40% en algunas regiones, como por ejemplo, Eslovaquia occidental, en tanto que en otras es mucho menor (4%), como es el caso de la zona que rodea a la capital noruega, Oslo”.

El 14% de los empleos, en riesgo

En estudios previos ya elaborados por la OCDE se ha estimado que alrededor de 14% de los empleos en los países miembros de esta entidad están bajo riesgo de automatización, mientras que otro 32% tiene probabilidades de experimentar cambios importantes. El impacto de la automatización también es alto en la República Eslovaca, la República Checa y Francia.

La variación, que en parte refleja el hecho de que los sectores y los empleos más susceptibles a la automatización no están distribuidos equitativamente entre los países, se encuentra en su menor nivel en Canadá, con solo un punto porcentual entre las regiones con mayor y menor riesgo,mientras que Austria e Italia también muestran una desigualdad mucho menor que el promedio.

“Una innovación tecnológica como la automatización puede impulsar el crecimiento de la productividad, generar nuevos empleos y contribuir a alcanzar mejores estándares de vida. Pero debemos prevenir cualquier aumento en las brechas regionales en empleo y calidad del empleo”, ha señalado el Secretario General de la OCDE Angel Gurría. “Nuestro principal interés deberá ser mejorar las competencias y la eficiencia de las empresas en todas las regiones”.

España, el riesgo va por regiones

Dentro de los países, el porcentaje de empleos en alto riesgo de automatización muestra la mayor variación en España, donde se registran 12 puntos porcentuales de diferencia entre las regiones con mayor y menor riesgo. El de la OCDE afirma que Murcia es donde más impacto en el empleo tendrá la llegada de los robots, con el 27% de los puestos de trabajo en riesgo. En segundo lugar se sitúa Aragón y en tercero Andalucía, mientras que ese porcentaje de empleos en riesgo reduce al 15% en Castilla La Mancha. Además, se destaca que en esas tres comunidades, Aragón, Andalucía y Murcia, la mayoría de los trabajos nuevos que se están creando a raíz de la recuperación de la economía presentan un alto riesgo de automatización.