oct
19
0 Innova
Publicado el viernes 19 de octubre de 2018

La digitalización ya actúa como motor de crecimiento de la economía española

A partir de 2015 la digitalización se ha convertido en responsable de hasta un 30% del crecimiento de nuestra economía. Así se deprende del Informe sobre Madurez Digital 2018, elaborado por Minsait, en el que se apunta cuál es “el camino a seguir para que la digitalización consolide su papel a la hora de generar riqueza en un país por medio de la aportación de crecimiento al PIB y la creación de nuevos empleos”.

“La economía española será capaz de obtener los máximos beneficios de la digitalización en la medida en que el capital tradicional sea reemplazado por el tecnológico, el capital humano siga optimizándose y se mantenga  la inversión en I+D”, señala el citado documento, que también destaca la importancia de que, “a diferencia de lo que sucedió en los años previos a la crisis, los sectores más productivos tiendan a aumentar su peso en el conjunto de la economía, en detrimento de las ramas menos eficientes”.

El informe de Minsait analiza el grado de preparación de las empresas españolas al proceso de digitalización sobre cuatro habilitadores. El documento señala que, “en lo referido a visión y estrategia, la mayoría de las empresas cuenta con una idea clara acerca del papel que las tecnologías digitales van a desempeñar en la construcción de su futuro. El 45% de las empresas ya ha concretado el programa que debe guiar su transformación, definiendo objetivos, responsables, hitos y métricas. Sin embargo, sólo el 14% de las grandes corporaciones apuesta por impulsar la innovación y abrir espacio para la disrupción”.

Sobre talento, los expertos de Minsait consideran que las empresas “comprenden que la transformación cultural es crítica para el cambio. El 24% afirma que ya ha asimilado el cambio cultural y el 38% ya cuenta con los mecanismos de incentivos, formación y comunicación necesarios para integrar el cambio en la organización”. Por su parte, el 35% declara contar con niveles altos “de apoyo al emprendimiento interno, fomento de la cultura colaborativa y sustitución de estructuras verticales por horizontales”.

Por último, Minsait afirma que “el talón de Aquiles de la digitalización de las corporaciones españolas se encuentra en la innovación y creación de nuevos modelos de negocio, dado que se descuida la búsqueda de nuevas fuentes de crecimiento e incluso la disrupción de los mercados”.