may
9
0 Innova
Publicado el miércoles 9 de mayo de 2018

La industria española pierde el tren de la digitalización

Dos de cada tres empresas industriales españolas se están quedando atrás en el proceso de digitalización del sector. Así lo revela el informe Global Digital Operations Study 2018, elaborado por Strategy&, la consultora estratégica de PwC, que hace un análisis del estado de la Industria 4.o en el mundo y en España, a partir de entrevistas 1.155 directivos de compañías industriales en 26 países.  El estudio concluye que el 68% de las compañías industriales españolas están en un estadio de digitalización medio o bajo y un 32% en un nivel avanzado. De ellas, un 5% puede considerarse como líderes digitales,  es decir, que ya tienen plenamente digitalizada e integrada toda su cadena de valor.

El trabajo de PwC también revela que las empresas españolas esperan un retorno claro de sus inversiones en las nuevas tecnologías digitales, tanto en términos de incremento de ingresos como de mejora de la eficiencia. Concretamente, para los próximos cinco años, nuestras compañías industriales prevén, de media, aumentar sus ingresos un 11,1% y reducir sus costes un 19,4% como consecuencia directa de la digitalización.

Cuando se les pregunta sobre cuáles son las tecnologías en las que están invirtiendo y cuáles creen que tienen mayor potencial de futuro. Nos encontramos con que las tecnologías predictivas para el mantenimiento de activos y productos y la implantación de sistemas digitales para controlar y monitorizar los procesos de fabricación -conocidos como sistemas MES- son a las que están dedicado, prioritariamente sus inversiones. Mientras que las relacionadas con el Internet de las Cosas son las que consideran tiene mayor proyección.

Las empresas industriales españolas creen que la digitalización de sus procesos de fabricación y de producción tendrá un impacto directo en la gestión de su capital humano. Un 89%, por ejemplo, prevé que aumente la contratación de trabajadores cualificados, en los próximos cinco años, y un 50% espera también un crecimiento del salario medio. Por el contrario, un 61% cree que el empleo de aquellos profesionales menos cualificados disminuirá. La digitalización también tendrá sus efectos en términos de incremento de la producción de nuestras compañías industriales, tanto en España como fuera del país.

“La transformación 4.0 en el mundo industrial integrando cadenas de valor y desarrollando la digitalización de productos y servicios es ya una realidad que está aportando mejoras significativas de productividad y nuevos servicios que fidelizan y aumentan ventas de los clientes. Las empresas que no estén ya avanzando decididamente en este campo se encontrarán con importantes problemas de competitividad a corto y medio plazo”, ha señalado Charles Kirby, socio del sector Industrial de PwC.