oct
18
0 Actualidad
Publicado el jueves 18 de octubre de 2018

La Inteligencia Artificial y su impacto en el empleo

Seis de cada diez expertos en recursos humanos creen que la Inteligencia Artificial (IA) todavía no ha impactado en el mercado laboral mientras que casi la mitad opina que el verdadero impacto llegará en un futuro a corto plazo, mientras que el 15% cree que ocurrirá en un futuro a largo plazo.

Es una de las conclusiones de una investigación llevada a cabo por el Grupo Adecco y el Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal en RRHH en la que han realizado más de doscientas entrevistas a directores de recursos humanos  de todos los sectores económicos para conocer su opinión sobre la IA y su impacto directo e indirecto en los recursos humanos.

Inteligencia artificial y puestos de trabajo

El 74% de los encuestados está convencido de que la IA no supondrá un peligro para los  trabajadores; el 67% opina que la posible eliminación de puestos de trabajo se verá claramente compensada por la creación de otros nuevos y el 7% cree que se crearán nuevas necesidades que requerirán de un mayor número de profesionales del que tenemos ahora.

Casi la totalidad de los entrevistados, el 98%  considera que la implementación de estos sistemas conllevará un aumento exponencial de la productividad de las empresas, aunque el 73% cree que  “será necesario aprovechar al máximo el verdadero potencial de las tecnologías inteligentes”. Además, el estudio concluye que la implantación de la IA podría también mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, tal y como opina el 72% de los encuestados quienes aseguran que “estas tecnologías se encargarán de las tareas rutinarias que entorpecen el trabajo de los profesionales”.

El principal beneficio de la Inteligencia Artificial en las empresas, según Adecco y Cuatrecasas, será “la posibilidad de diseñar mejores estrategias empresariales, aunque multiplicará los retos de los trabajadores en su futuro laboral, aunque el 61% considera que la adaptación de la plantilla a estas tecnologías dependerá de la edad y la formación de cada uno”.

Finalmente, la práctica totalidad de los participantes en este estudio, el 93%, cree que España “no lidera la revolución de la IA”,  mientras que el 85% asegura que las empresas “deberían empezar a invertir en formar a los trabajadores en esta tecnología”. Además de no liderar el mercado, el 64% de los expertos opina que “las estructuras españolas de ámbito legislativo y social no contribuyen a minimizar el impacto de la automatización”. Pese a ello, más del 90% de los directores de recursos humanos encuestados cree que “la IA tendrá un impacto positivo en la actividad económica de nuestro país”.