sep
6
0 Actualidad
Publicado el jueves 6 de septiembre de 2018

La mitad del gasto en comidas y bebidas se realiza fuera de casa

Los datos del panel de consumo fuera del hogar de Kantar Worldpanel, que mide por primera vez todo el consumo que realiza fuera de casa la población española, identifican las principales diferencias entre el consumo dentro y fuera del hogar en las principales comidas del día. Así por ejemplo, en el desayuno, el café es prácticamente obligado fuera de casa: está en un 87% de esas ocasiones de consumo, mientras que en casa sólo está en algo más de la mitad (56%).

Además, fuera de casa es más habitual que el desayuno solo incluya bebida (53% de las ocasiones), frente a la mayoría de desayunos caseros que van acompañados de algún alimento. Mientras en casa predomina el producto dulce como galletas o bollería, la comida más habitual en los desayunos fuera de casa son las tostadas.

A la hora del almuerzo, si bien la ensalada verde es el plato más consumido tanto dentro como fuera de casa, las comidas realizadas fuera suelen ser más permisivos, sobretodo en el fin de semana. En los almuerzos que hacemos en bares y restaurantes destacan postres y bizcochos, hamburguesas y pizzas, mientras que dentro del hogar los platos más habituales son la ensalada, la pechuga de pollo o las lentejas.

En el consumo entre horas, las principales diferencias se encuentran también en el tipo de productos consumidos: en casa se toman tentempiés basados en alimentos, especialmente fruta y bocadillos, acompañados de café; por el contrario, las bebidas son las protagonistas del momento para tomar algo o realizar el aperitivo fuera de casa, donde destacan el café, la cerveza y los refrescos.

En opinión de Edurne Uranga, Out of Home Sector Director de Kantar Worldpanel, “las consumiciones fuera del hogar suelen suponer un ticket más alto, haciendo que con menos ocasiones, el gasto iguale el que hacemos para el hogar, lo que demuestra la gran magnitud de este mercado”. Finalmente, Edurne Uranga concluye que “el mercado fuera del hogar permite contactar con el consumidor en nuevos lugares de compra, aportando ocasiones incrementales. Pero un consumo distinto precisa de una mejor comprensión para capturar esas oportunidades”.