oct
9
0 Actualidad
Publicado el martes 9 de octubre de 2018

La peseta se resiste a desaparecer

Aunque ya queda muy lejos, tanto como dieciséis años, la fecha en la que el euro sustituyó a la viaje peseta como moneda nacional,  los españoles conservaban a cierre de julio 137.934 millones de pesetas en billetes, con un valor de 829 millones de euros, un millón menos que el mes anterior, y 132.942 millones de pesetas en monedas, equivalentes a 799 millones de euros en monedas, la misma cifra desde 2016. De hecho, el número de pesetas no ha variado desde agosto de 2016, con lo que lleva 24 meses seguidos sin registrar movimientos, mientras que en el caso de los billetes en nuestra antigua moneda sí se han ido produciendo ligeras oscilaciones, aunque siempre a la baja.

En su momento, el Gobierno español señaló en tres meses, frente a los seis inicialmente previstos, el periodo en que convivieron ambas monedas, la vieja peseta y el entonces nuevo euro. Entre el 1 de enero de 2002 y el 31 de marzo de aquel año podíamos pagar indistintamente en ambas monedas, mientras que el 30 de junio de hace quince años el final del periodo ordinario de canje de las monedas y billetes en pesetas en las oficinas bancarias.

A partir del 1 de julio de 2002, el cambio de billetes y monedas  en  pesetas  por  euros ha podido  seguir  realizándose  en  el  Banco  de  España  de  forma  gratuita, aunque se ha fijado el 31 de diciembre de 2020 como el punto final para que rebusquemos por alcancías y cajones cualquier billete o moneda de peseta, porque a partir de esa fecha dejarán de tener valor facial, aunque el numismático seguirá creciendo conforme pasen los años.

En este sentido, el Banco de España cree que el 45% de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca serán entregadas para su canje porque permanecerán en manos de los españoles como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas. El Banco de España dejará de cambiar pesetas a euros de forma definitiva el día 31 de diciembre de 2020, por lo que los españoles aún tienen más de dos años y medio para retornar los 270.876 millones de pesetas y conseguir los 1.628 millones de euros a los que  equivalen hoy en día.