jun
25
0 Actualidad
Publicado el lunes 25 de junio de 2018

La rentabilidad del sector turístico se ralentiza en el arranque del año

El sector turístico desacelera su rentabilidad, tanto económica como en términos de empleo, en el primer tramo de 2018, en relación con un gran año 2017, “según se deriva del análisis pormenorizado de los casi cien principales destinos españoles que recoge el presente barómetro de la rentabilidad socioeconómica inducida por el turismo”.

El menor ritmo de crecimiento de este inicio de 2018 se produce con mayor intensidad en los indicadores de ingresos, “que crecen un 3,7% en destinos urbanos y apenas un 1,8% en los vacacionales, que, en el empleo, que sigue aumentando de forma notable, un 4,8% en las zonas urbanas y el 4,1% en las de costa”, asegura el Barómetro de la rentabilidad y el empleo de los destinos turísticos españoles

EXCELTUR cree que para que se haya producido este giro hay que remitir a varios factores. El primero de ellos “la fuerte recuperación de los destinos competidores con Turquía y Egipto a la cabeza, donde los principales operadores han retomado su actividad”. Otro elemento a tener en cuenta es “la pérdida de fortaleza del mercado británico, con una bajada del 1,6%, una caída que se enmarca en el avance del proceso de desconexión con la UE”.

Las ciudades con un mayor crecimiento de la rentabilidad socioeconómica del turismo reflejada a través de los ingresos y el empleo turístico en estos primeros meses de 2018 son Huesca, gracias al tirón de la temporada de esquí, y los destinos costeros de notable demanda extranjera; como Valencia, Murcia, Málaga, Castellón y Almería en el litoral mediterráneo y Santander, La Coruña y San Sebastián en el Norte.

En las grandes ciudades con fuerte presencia del turismo de negocios y de la demanda extranjera destaca el empujón de Madrid, beneficiada por un fuerte aumento de la conectividad aérea, Zaragoza y Sevilla. En cuanto a destinos de perfil más cultural los mejores comportamientos, tanto en rentabilidad como en empleo, se han dado en Cáceres, Pontevedra, León, Lugo, Ciudad Real y Palencia.

Sin embargo comienzan el año con una caída en sus ratios de  rentabilidad  socioeconómica del turismo Barcelona, todavía afectada por la inestabilidad política aunque con caídas más moderadas que las registradas en el cuarto trimestre de 2017, y las dos capitales canarias, influidas por la recuperación de los destinos competidores, al igual que Palma de Mallorca.