may
20
0 Actualidad
Publicado el martes 20 de mayo de 2014

La tasa de morosidad baja por tercer mes consecutivo

La morosidad prosigue por un camino de descenso que se ha ido consolidando en los tres primeros meses del año, que coinciden con los cambios que introdujo el  Banco de España a comienzos de enero en la forma de calcular este indicador, que pasó a incluir en el cómputo total del crédito el correspondiente a los Establecimientos Financieros (EFC). Según los datos del cierre provisional de marzo el sistema financiero español acumulaba en su conjunto un volumen de créditos morosos de 192.773 millones de euros, inferior en más de dos mil millones a los 195.093 millones con se cerró el mes de febrero.

Paralelamente, en pleno proceso de desapalancamiento, la cartera crediticia total también se redujo, quedando establecida en 1,440 billones de euros, frente a los 1,453 billones que sumaba en el cierre del mes anterior. Con estos datos, el conjunto de entidades financieras españolas soportan una mora del 13,39 %, tres centésimas menos que en febrero (13,42 %), y catorce centésimas menos que el 13,53 % con que concluyó el mes de enero.

Según los datos publicados por el Banco de España, teniendo en cuenta el tipo de entidad, la morosidad de Bancos, Cajas y Cooperativas de Crédito se redujo en marzo al 13,50 %, frente al 13,59 % del mes febrero, y finalizaron el mes con una cartera dudosa de 187.380 millones de euros, una cifra que en el cierre de febrero alcanzó los 189.853 millones. El conjunto de la cartera crediticia de estos tres tipos de entidades se redujo en marzo hasta los 1,387 billones, desde los 1,397 billones que tenían como saldo vivo en el mes de febrero. En cuanto a los EFC, la morosidad subió en marzo al 10,79 % tras mantenerse estable en torno al 10,40 % en el trimestre anterior.

Banco Popular ha conseguido en el primer trimestre del año una reducción de las entradas netas en mora y ha logrado disminuir en 132 millones de euros el stock de morosos por esta causa. Como consecuencia de ello, la ratio de mora de nuestra entidad al finalizar el primer trimestre del año ha caído siete puntos básicos, un cambio de tendencia que se da por primera vez en siete años. Además, la ratio de cobertura de morosos sin amortizados ha aumentado 1,5 puntos porcentuales desde finales de 2013, hasta alcanzar el 41,7%.