oct
8
0 Actualidad
Publicado el lunes 8 de octubre de 2018

El largo camino hacia la igualdad

Oxfam Intermon acaba de publicar un trabajo de investigación sobre la desigualdad que, todavía, existe en nuestras sociedades. En Voces contra la precariedad: mujeres y pobreza laboral en Europa, esta ONG denuncia que, “aunque la brecha de género se va reduciendo lentamente, las mujeres europeas todavía cobran un 16% menos que los hombres: es decir, tendrían que trabajar 59 días más que éstos para cobrar lo mismo”. En España la situación es ligeramente mejor “ya que las mujeres tendrían que trabajar 52 días de más al año para recibir el mismo salario que los hombres.”

Parte de esta brecha se explica por factores como la edad de la persona trabajadora, su experiencia y el tamaño de la empresa. Sin embargo, un 14% de esa brecha en España no tiene razones objetivas y sólo puede atribuirse a la discriminación directa o indirecta por razón de género”, explican los investigadores que han realizado el informe.

El estudio también refleja que las mujeres tienen el doble de posibilidades que los hombres de tener  un trabajo a tiempo parcial no deseado: “casi cuatro de cada cinco personas trabajadoras a tiempo parcial en la UE son mujeres; en España, casi tres de cada cuatro personas con un trabajo parcial involuntario son mujeres”.

En cuanto al trabajo a tiempo parcial elegido voluntariamente, el género es clave: casi una de cada dos mujeres en Europa lo hace por afrontar un trabajo de cuidados no remunerado, frente al 13% de los hombres. “El perfil que se dibuja de estas mujeres precarizadas en Europa y en España está muy claro; mujeres migrantes, jóvenes y familias monoparentales son las que afrontan el riesgo más alto de precariedad laboral”, afirma José María Vera, director de Oxfam Intermon.

Otro aspecto que juega en contra de la igualdad real es el reparto de las tareas domésticas: “el trabajo doméstico no remunerado de las mujeres asciende a 10 billones de dólares al año, el 13% del PIB mundial. Este mismo dato en España, supondría el 27% del PIB”. De hecho, “las mujeres en Europa dedican una media de 22 horas a la semana al trabajo no remunerado, mientras que los hombres dedican menos de 10 horas semanales”, concluye el documento de Oxfam Intermon.