dic
28
0 Actualidad
Publicado el viernes 28 de diciembre de 2018

Las ciudades pueden ahorrar hasta un 60% de sus gastos con la transformación digital

Los datos recogidos en el estudio sobre el desarrollo de la digitalización en las ciudades españolas, elaborado por KPMG en colaboración con Siemens, desvelan cómo la digitalización puede mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, al mismo tiempo, permitir importantes ahorros en las arcas públicas. Entre sus principales conclusiones, destaca que, gracias a la aplicación de tecnologías digitales en la gestión de aguas, residuos, alumbrado, movilidad y edificación, los ayuntamientos españoles pueden ahorrar entre un 20% y 60% de sus gastos.

¿Qué es una ciudad 4.0?

Las llamadas ciudades4.0 son aquellas que buscan mejorar al máximo la calidad de vida de sus ciudadanos y el desarrollo sostenible a través de una gestión eficiente y responsable de sus recursos y servicios. La ONU estima que en 2050, el 70% de la población vivirá en ciudades y existirán más de cuarenta megaurbes en el año 2030, que albergarán cada una de ellas entre diez y treinta millones de habitantes.

“Para poder gestionar este aumento progresivo de la población, así como el incremento de la demanda de servicios, las nuevas tecnologías se convierten en un importante aliado para hacer uso los recursos de la manera más eficiente. A este modelo de desarrollo sostenible de ciudad se le ha denominado ciudad inteligente” o ciudad 4.0”, asegura KPMG. Para acometer los cambios, los ayuntamientos encuestados toman como referencia algunos modelos, entre los que se encuentran Barcelona, Santander, Madrid, Valencia y Málaga.

Ámbitos para el cambio

La movilidad, la edificación y los servicios básicos, como la gestión del agua, el suministro de electricidad o  la recogida de residuos, son los principales pilares en la gestión de cualquier ciudad. Gracias a la aplicación de la tecnología en estos ámbitos se pueden obtener múltiples beneficios. Para poder cuantificarlos, el estudio de KPMG ha analizado el impacto de las TIC en el día a día de las ciudades. Entre sus conclusiones, cabe destacar que “el coste de la congestión del tráfico alcanza en España los 5.500 millones de euros al año y, en este campo, la aplicación de tecnologías como plataformas para su gestión podría reducir entre un 15% y un 30% los gastos derivados de la congestión del transporte.

En cuanto a la gestión de los recursos energéticos, con sistemas de edificación sostenible se podría reducir el consumo de energía y agua entre un 30% y un 50%. Otros de los elementos a tener en cuenta es la gestión del agua y los residuos. El trabajo de KPMG considera que con la instalación de sistemas inteligentes de monitorización de presión y fugas se podrían reducir un 20% estas pérdidas, lo que supondría un ahorro de 244 millones de euros. En cuanto a la gestión de residuos, “contar con soluciones inteligentes puede reducir los costes de este servicio entre un 20% y un 40%”.