sep
4
0 Actualidad
Publicado el martes 4 de septiembre de 2018

Las empresas medianas necesitan talento

Las empresas medianas, aquellas que facturan entre diez y cien millones de euros, son la columna vertebral de la economía europea. Tras los años de crisis “está en buena forma y crecen al centrarse en sus mercados nacionales y en la digitalización; así como aumentando su cartera de productos y servicios” afirman los expertos de PwC quienes también aseguran que “a pesar del sentimiento general positivo, los empresarios están preocupados por varios factores que podrían afectar de forma negativa a su crecimiento”. Entre esos factores los propietarios y directivos de las compañías medianas europeas destacan:

  • La escasez de talento se está convirtiendo en una de sus principales preocupaciones en la Unión Europea. Hasta tal punto de que podría estar costándoles 323.700 millones de euros en ingresos al año o, lo que es igual, el equivalente al 2% de PIB de la UE de 31 países (UE28 más Noruega, Suiza y Turquía).
  • Consideran que el incremento de la burocracia y la regulación en sus economías nacionales son una amenaza para el desarrollo de sus empresas. En España, el 43% de los entrevistados considera a la burocracia como una de las tres principales amenazas a sus negocios.
  • Tienen cierta incertidumbre sobre el impacto del Brexit en sus empresas, lo que se refleja en que el 73% de los encuestados en España diga tener una visión neutral sobre la situación.

España y las empresas medianas

En cuanto a los resultados de esta encuesta en nuestro país, PwC destaca que “el 68% de las compañías medianas españolas esperan mejorar sus ingresos en los próximos 12 meses”. En otro orden de cosas, “la escasez de talento supone para estas empresas, en España, una pérdida de ingresos de 14.500 millones de euros al año”. Los empresarios medianos de nuestro país, en un 43% de sus respuestas, consideran el incremento de la burocracia “como una de las principales amenazas para sus negocios”.

Finalmente, “el 73% de los empresarios medianos españoles tiene una visión neutral sobre el Brexit, frente al 68% de en Europa, y sólo un 25% espera que esta situación tenga un impacto negativo en sus negocios en el futuro”. En general, los empresarios españoles consideran que “esta situación es todavía incierta y les gustaría esperar para ver el resultado de las negociaciones antes de emitir juicios”.