ago
17
0 Actualidad
Publicado el viernes 17 de agosto de 2018

Las falsificaciones mueven 338.000 millones de euros al año

Estados Unidos es el país más afectado por este trasiego ilícito que tiene su origen mayoritario en China, mientras que hasta el 5% de las mercancías importadas en la Unión Europea son falsas. Las marcas norteamericanas, italianas y francesas son las más afectadas por el comercio mundial de falsificaciones, de acuerdo con los datos que manejan la OCDE y la Oficina de propiedad Intelectual de la UE y que se han plasmado en el informe El comercio de mercancías falsificadas y piratas: Cartografía del impacto económico, en el que se estima que el valor de los productos falsificados importados en todo el mundo alcanza los 461 mil millones de dólares.

Los falsificadores trabajan en todos los campos de la industria y producen desde bolsos y perfumes hasta productos químicos o piezas de maquinaria. El  producto más copiado es el calzado, aunque  la red de falsificación internacional también fabrica imitaciones que ponen en peligro la vida, como piezas de automóviles que fallan, productos farmacéuticos que enferman en lugar de sanar, juguetes que dañan a los niños, comida para bebés que no es sanitariamente segura o instrumentos médicos que proporcionan lecturas erróneas.

Falsificaciones y zonas francas

De acuerdo con el informe  Comercio de Productos Falsificados y Zonas Francas en el mundo hay más de 3.500 zonas francas o de libre comercio. Estas zonas ofrecen beneficios basados en su situación geográfica, infraestructura especializada y regímenes regulatorios liberales, y ofrecen ventajas para las empresas y los países que las albergan.

Sin embargo, debido a una  normativa laxa y a controles aduaneros reducidos, “las zonas francas atraen también a personas inmersas en  actividades ilegales y criminales”, señala la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE, EUIPO. De acuerdo con los datos sobre zonas francas existentes en todo el mundo, así como la información sobre incautaciones aduaneras internacionales, el informe muestra que “cuanto más amplia  es la función de las zonas francas en la economía de un país, mayor es el valor de los  productos falsificados que exporta ese país”.

El Director Ejecutivo de EUIPO, António Campinos, ha señalado que “el comercio internacional de productos falsificados y pirateados representa hasta el 2,5% del comercio mundial, es decir, hasta 338.000 millones de euros. Esperamos que estos datos respalden a los gobiernos y a los legisladores a la hora de evaluar y abordar el daño económico  que crean la falsificación y la piratería en todo el mundo”.