mar
28
0 Actualidad
Publicado el viernes 28 de marzo de 2014

Llegan los cambios a la factura de la luz

El 1 de abril es la fecha clave para la entrada en vigor del Real Decreto que establece las modalidades de cálculo y facturación de la energía eléctrica. El cambio responde a la intención del Gobierno de facilitar el ahorro a las familias españolas (el Ministerio de Industria estima un 3-4% de rebaja) y terminar con las polémicas que se generan con el actual sistema cada vez que toca una revisión de los precios.

El grueso de la factura de la luz –aproximadamente la mitad-  que supone el consumo (los conceptos son impuestos,la potencia contratada, alquiler de equipos y otros) es lo que se somete a cambios con esta nueva regulación. En general, se vincula el precio a la evolución del mercado mayorista, aunque será el consumidor el que decida a qué modalidad, de las diversas que se ofrecen, se acoge.

El Ministerio de Industria explica así las diferentes posibilidades:

Precio por hora para todos aquellos consumidores que dispongan de un  contador inteligente integrado.

Precio de mercado promedio diario aplicado al periodo de facturación para aquellos consumidores que no tengan instalado un contador inteligente integrado.

Precio derivado del contrato estándar anual que tendrán que ofrecer obligatoriamente los comercializadores de referencia a los consumidores, o una especie de “tarifa plana”.

Precio bilateral derivado de la negociación libre entre el comercializador y el consumidor que eventualmente puedan realizar.

Vamos a analizar algunos de los puntos a favor y en contra de cada una de las modalidades:

Precio por hora

Ventajas: Probablemente, sea la forma más exacta para facturar el consumo, ya que el importe se calculará en función del precio que la energía tenga en cada momento. Permitirá a los usuarios adaptar su consumo a los momentos del día en que el precio sea más bajo.

Inconvenientes: Precisa un gasto añadido derivado la instalación de un contador inteligente (que se puede comprar o alquilar), y que este dispositivo esté conectado a un centro de datos (todavía hay muchos contadores inteligentes sin conectar). Hasta el 2018 no están obligadas las Compañías a actualizar el parque de contadores a los modelos inteligentes. Requiere un conocimiento y seguimiento de la evolución diaria de los precios si se quiere aprovechar los periodos “valle” de precio más barato.

Precio Promedio Diario

Ventajas: Es el sistema más parecido al actualmente vigente, y se basa en el precio promedio de cada día. La factura será la suma del consumo de cada día del mes al precio medio que se haya establecido para esa fecha.

Inconvenientes:  No se conocerá el importe exacto hasta el final del periodo de facturación.

Contrato Anual

Ventajas: Se establece que las empresas suministradoras deben ofrecer a los clientes un contrato anual con precio fijo, que permitirá estar a salvo de las oscilaciones y conocer de antemano el coste de la energía eléctrica.

Inconvenientes: Normalmente, el precio de esta modalidad será superior al de otras opciones.

Contrato bilateral

Las ventajas e inconvenientes de esta modalidad estarán en función de las condiciones contratadas en casa caso entre la empresa suministradora y el cliente.

Aunque la entrada en vigor es inminente, habrá un periodo de transición y algunos reajustes en la facturación. Las compañías deberán informar a los consumidores  de los cambios y modalidades, y liquidar a favor de los clientes, en las próximas facturas, el importe resultante de la diferencia entre el precio que se estableció a comienzos de año y el que finalmente se ha establecido en el pool eléctrico.