dic
31
0 Actualidad
Publicado el lunes 31 de diciembre de 2018

Los mejores compradores de artículos de lujo en España son chinos

Las tiendas de firmas de lujo siguen siendo terreno para los extranjeros. De acuerdo con los datos del estudio Spanish Excellence: Today & Tomorrow, impulsado por el Círculo Fortuny, una asociación que agrupa a las marcas de alta gama de nuestro país, el mercado del lujo alcanzó los 9.200 millones de euros de ingresos en 2017, un 9% más que en 2016. Los ritmos de crecimiento de este sector tan exclusivo alcanzaron el 5% el pasado año y son bastante superiores a los registrados a nivel mundial.

¿Quién compra artículos de lujo en España?

Una gran parte de los ingresos del sector, en el que se engloban otros productos como yates o vehículos de alta gama, procede de los artículos personales de lujo, que dejaron en España 5.100 millones de euros en 2017. Este nivel de ventas nos sitúa como el quinto país europeo en este tipo tan particular de comercio, en el que sin duda los reyes son Italia y Francia, con niveles de ventas entre tres y cuatro veces más altos que los nuestros.

Sin embargo, de todo ese trasiego comercial los principales responsables son los turistas que visitan España quienes compran entre el 80 y el 85% de los perfumes, joyas o artículos textiles de lujo. De entre todos ellos, los que más peso tiene son los clientes chinos, que compran hasta un 35% de todos los productos personales de lujo que se venden en España cada año, lo que los coloca como la primera nacionalidad en este mercado.

Carlos Falcó, Presidente Ejecutivo de Círculo Fortuny, ha señalado que el sector de alta gama en España está creciendo más rápido que la media mundial y cuenta con un gran potencial para convertirse en una industria con la dimensión y relevancia de otros países europeos de referencia. Además, estamos observando cómo la demanda de los consumidores más jóvenes y la capacidad de compra de los millones de turistas que disfrutan de nuestro país, puede impulsar el crecimiento en los próximos años”.

De cara al futuro, el mercado del sector de alta gama en España podría duplicar su tamaño en 2025 y alcanzar ingresos de hasta 21.000 millones de euros con lo que España se situaría al nivel de países como Francia, Italia o Inglaterra.