nov
15
0 Actualidad
Publicado el miércoles 15 de noviembre de 2017

Los sabios que asesoran a Merkel abogan por finalizar el programa de compra de bonos del BCE

Los llamados cinco sabios, que integran el Consejo Alemán de Expertos Económicos, han entregado a la jefa del gobierno alemán, Ángela Merkel, su estudio en el que afirman que “la economía alemana está experimentando un gran repunte” y que “la sólida situación económica ofrece una oportunidad ideal para reajustar la política económica con el fin de preparar a Alemania para los desafíos del futuro”, ha señalado el de este Consejo, Christoph M. Schmidt.

Rebajas fiscales y nueva política monetaria

Los cinco economistas de cabecera de Merkel abogan por una profunda reforma del impuesto sobre la renta, de forma que el superávit el estado alemán se utilice “para devolver el aumento de los ingresos fiscales a partir del escalonamiento de los tramos, coordinado con la abolición gradual del recargo de solidaridad. Incluso proponen reducir medio punto la tasa de contribución del seguro de desempleo.

En su documento, los integrantes del  Consejo Alemán de Expertos Económicos, consideran que la reciente extensión del programa de compra de bonos del BCE aumentará aún más el grado de expansión de la política monetaria. “Dadas las tasas más altas de crecimiento e inflación y mayores riesgos para la estabilidad financiera, el Banco Central Europeo debe publicar una estrategia para la normalización de la política monetaria y finalizar el programa de compra de bonos antes de lo planificado”, en clara contraposición a la postura de Mario Draghi, que de momento sólo ha planteado una paulatina modulación del alcance de las medidas no convencionales puestas en marcha por el guardián del euro.

Los economistas de cabecera de la canciller alemana advierten que “el desarrollo posterior del Mecanismo Europeo de Estabilidad no debería en ningún caso convertirlo en un mecanismo de transferencia. Más bien, debe realizar una función de monitoreo como parte de un mandato para la prevención de crisis” y consideran que “no es necesario crear una capacidad fiscal en la zona del euro o un plan europeo de seguro de desempleo”.

Sin embargo, considera esencial la finalización de las Uniones de Banca y Mercados de Capital, aunque apuntan que “una mancomunación adicional solo debe considerarse después de la reducción del riesgo. Para lograr este objetivo, afirman que es fundamental “que continúen los esfuerzos para reducir rápidamente los préstamos bancarios en mora”, a la vez que apuesta porque se cierren “las lagunas en el régimen de resolución de las entidades financieras europeas”.