oct
21
0 Responsabilidad Corporativa
Publicado el martes 21 de octubre de 2014

La lucha contra la ‘brecha salarial’, prioridad de la UE

La denominada como ‘brecha salarial’ en las empresas alude a la diferencia en el salario que perciben las mujeres con respecto al de los hombres.  Según la información oficial que facilita la Comisión Europea, las mujeres de la UE ganan alrededor de un 16% menos por hora que los hombres, por término medio. Este menor nivel de retribución tiene sus efectos, además de en ingresos mensuales más reducidos, en las pensiones futuras de las trabajadoras en el momento de su jubilación.

La Unión Europea considera prioritario avanzar en la solución de este problema y, por ello, promueve medidas para luchar contra cualquier discriminación o desigualdad que puedan producirse en material laboral. La Estrategia Europa 2020 contempla un apartado para la igualdad y la lucha contra la ‘brecha salarial’, en la que se habla de creación de más puestos de trabajo, de mayor calidad, a los que tengan acceso un mayor número de mujeres. Más en concreto, se busca una mayor promoción de la igualdad en las empresas, en el aspecto salarial y en cuanto a consideración profesional, especialmente en los puestos de alto nivel.

El fomento de las TIC, tecnologías de información y comunicación, entre las mujeres es uno de los aspectos concretos en los que se avanza. El mes pasado se presentaron en España una serie de medidas en esta materia que, principalmente, buscan favorecer la formación de mujeres adultas en estas nuevas tecnologías. El objetivo es fomentar el acceso y uso de las TIC, para difundir y conocer las campañas sobre igualdad, lucha contra la violencia de género o ciberseguridad.

Dentro de estas medidas se incluye la creación de una herramienta para calcular la ‘brecha salarial’ en las empresas, así como el desarrollo de un programa de formación de personas que ayuden a otras a luchar contra esta desigualdad.

Banco Popular desarrolla desde 2008 el Plan de Igualdad, que tiene como principal finalidad garantizar la igualdad entre los hombres y mujeres de su plantilla. También contempla un conjunto de medidas de actuación en materia de selección, formación, retribución, promoción y conciliación.