jun
22
0 Actualidad
Publicado el viernes 22 de junio de 2018

El lujo gana terreno en nuestro país

La venta de artículos considerados de lujo subió el año pasado en nuestro país un 6,2%, seguido de Francia, con un incremento de ventas del 5,8%, según la quinta edición del informe anual Global Powers of Luxury Goods 2018 elaborado por Deloitte. En la edición anterior, España fue el segundo país en crecimiento por cuarto año consecutivo, con un incremento en las ventas del 9,7%, por encima incluso de la media mundial, y solo era superado por Francia, que contaba con un crecimiento del 14,9%.

En total, las cien mayores compañías a nivel mundial han alcanzado una facturación media conjunta de 2.200 millones de dólares. Las firmas francesas registran mayores ingresos medios, mientras que Italia vuelve a liderar el ranking de países con mayor número de compañías entre las 100 mayores firmas del sector de lujo, con veinticuatro empresas.

España, pequeña pero potente

Comparadas con las de otros países estudiados por Deloitte, las compañías españolas del sector del lujo son las más pequeñas, con una media anual de ventas de productos de 741 millones de dólares. El Grupo Puig es, con amplia diferencia, la mayor empresa de productos de lujo de España y se consolida en puesto veintisiete del ranking mundial, la misma posición que el año anterior, con un alza del 8,8% en ingresos hasta alcanzar los 1.980 millones de dólares.

El ranking global vuelve a estar encabezado por el líder de este sector, el grupo francés LVMH Möet Hennessy-Louis Vuitton, con una facturación de 41.593 millones de dólares, de los cuales 23.447 corresponden a artículos de lujo. Le siguen The Estée Lauder Companies, que sube a la segunda posición desde el tercer puesto, adelantando a Compagnie Financière Richemont.

Según muestra el informe elaborado por Deloitte, el segmento formado por las fragancias y cosméticos tuvo la mejor evolución, registrando el mayor aumento de las ventas, con un crecimiento del 7,6% en su último ejercicio hasta superar los 3.000 millones. Los bolsos y complementos, entre los que se incluyen las gafas, fueron el segundo grupo con un mayor incremento de ventas, con un 3,4%. Sin embargo, las firmas de joyería y relojes de lujo registraron la tasa de crecimiento de ventas más baja, perdiendo un 4%, mientras que las compañías dedicadas a la venta de calzado y ropa de lujo redujeron sus ventas un 0,2%.