abr
11
0 Innova
Publicado el miércoles 11 de abril de 2018

Madrid y Cataluña, las regiones más digitalizadas

Estas dos Comunidades Autónomas superan la media española y se sitúan también por encima de la media europea.  Por su parte, las compañías del País Vasco y de la Rioja se sitúan en tercer y cuarto lugar en cuanto a posición digital. Por el contrario, Murcia, Castilla-La Mancha y Cantabria son las regiones en las que el indicador presenta un valor más moderado. El indicador para el conjunto de España se sitúa ligeramente por encima del indicador TIC’s de la media de la UE, lo que refleja que las empresas españolas están en parecidos niveles de digitalización que las compañías europeas.

Este indicador, incluido en el Observatorio de Competitividad Empresarial-Sociedad de la Información de la Cámara de Comercio España, analiza cuatro ámbitos específicos de la digitalización: conectividad, web y redes sociales, e-business y capital humano en TIC’s. Otro de los datos relevantes del informe es que las empresas españolas están mejorando gradualmente su nivel de digitalización. Según el indicador sintético para las TIC’s, que elabora la Cámara de Comercio de España, se ha producido un crecimiento del 5,3% entre 2014 y 2016.

Camino por recorrer

La conclusión es que las empresas españolas poseen las infraestructuras necesarias para la digitalización y cuentan con recursos humanos adecuados para su uso. Sin embargo, la mayor debilidad se encuentra en los niveles más avanzados de digitalización, vinculados al e-business, como por ejemplo la utilización de servicios de cloud computing.

El Observatorio recoge también los resultados de una encuesta realizada a empresas españolas que revela que el 88% de las compañías consideran que su nivel de digitalización es medio o alto. Los datos del estudio indican que las empresas españolas han superado una primera fase de digitalización, ya que sus niveles de conectividad y equipamiento son altos; sin embargo, cuando se abordan cuestiones como la utilización de software de desarrollo empresarial o aplicaciones de gestión, los niveles son sensiblemente menores.

Otro aspecto de mejora es el uso que las empresas dan a las TIC’s, ya que solo un 30% declara utilizarlas habitualmente en sus procesos de compras y de ventas. Esta necesidad de mejorar sus niveles de digitalización, contrasta con las previsiones de inversión, ya que más de la mitad (un 54,8%) no contempla destinar recursos a esta materia en 2017.