nov
6
0 Actualidad
Publicado el martes 6 de noviembre de 2018

El mercado laboral del futuro tendrá empleos que aún no existen

“La naturaleza del trabajo no solo está cambiando, sino que está cambiando con rapidez”, ha afirmado el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim quien asegura que “no sabemos cuáles son los empleos por los que competirán los niños que hoy asisten a la escuela primaria, porque muchos de ellos aún no existen”.

Para el máximo mandatario de esta organización internacional el gran desafío consiste en enseñarles las habilidades que necesitarán “por ejemplo, la capacidad para resolver problemas y el pensamiento crítico, y habilidades interpersonales como la empatía y la colaboración, más allá de cómo sean los empleos del futuro”.

Robots vs personas

Según el Informe sobre el desarrollo mundial 2019: La naturaleza cambiante del trabajo,  la cantidad de robots que se utilizan en todo el mundo aumenta con rapidez, lo que aviva los temores de que desaparezcan empleos. Pero, dice el documento del Banco Mundial, “la tecnología está abriendo un camino para crear empleos, aumentar la productividad y prestar servicios públicos eficaces. Los temores en torno a la innovación son infundados”.

Los estudiosos del Banco Mundial creen que “los nuevos modelos de negocios, como las plataformas digitales, evolucionan a un ritmo vertiginoso, desde su condición de empresas emergentes a nivel local hasta convertirse en gigantes mundiales, a menudo con pocos empleados y activos tangibles”.

Los nuevos mercados y los nuevos puestos de trabajo que requieren están impulsando la demanda de empleados con habilidades para el trabajo en equipo, la comunicación y la resolución de problemas. El cambio tecnológico está eliminando los empleos repetitivos, pero los está reemplazando con nuevos tipos de empleo. De hecho se estima que solo en Europa se crearán 23 millones de empleos durante este siglo.

Para ajustarse a la naturaleza cambiante del trabajo, el Banco Mundial asegura que es necesario mejorar la protección social. “Se necesitan nuevas formas de proteger a las personas, independientemente de su situación laboral”. La inclusión social plena será costosa, “pero puede lograrse reformando la regulación del mercado laboral en algunos países y, a nivel mundial, llevando a cabo una revisión de la política tributaria que está pendiente desde hace mucho tiempo.

En este sentido y dado que los límites de las empresas trascienden las fronteras y los activos físicos, resulta más fácil trasladar las ganancias a jurisdicciones de bajo nivel impositivo,  hay miles de millones de dólares que no se gravan con impuestos. En el informe del Banco Mundial se insta a “actualizar el sistema tributario internacional teniendo en cuenta la economía digital globalizada”.