dic
19
0 Innova
Publicado el miércoles 19 de diciembre de 2018

Nace Smart Mobility

A la hora de poner en marcha esta plataforma, sus impulsores han tenido en cuenta que el 73% de los europeos vive ya en grandes urbes, según Naciones Unidas, mientras que España se coloca por encima de esa cifra, con un 79% de su población viviendo en zonas urbanas, a la vez que las previsiones apuntan a que estos porcentajes seguirán aumentando. En este sentido, uno de los principales retos a los que ya se enfrentan la ciudades es el de la movilidad.

Con el fin de dar respuesta a este desafío, se ha presentado en Barcelona Smart Mobility, la Plataforma para la Movilidad Inteligente y Sostenible; “somos un colectivo formado por empresas de movilidad urbana basadas en el uso compartido de vehículos de dimensión reducida y libres de emisiones contaminantes cuyo objetivo último es promover un modelo de movilidad que haga más sostenible la vida en los entornos urbanos”, detalla Anna Merino, portavoz de Smart Mobility,

Esta entidad, cuyos promotores son varias empresas, eCooltra, Scoot, Mobike, Donkey Republic, Yego, Coup y Movo, que fomentan el uso compartido de vehículos de dimensión reducida y libres de emisiones contaminantes, nace con el objetivo “de incrementar la colaboración con las administraciones públicas en el diseño y desarrollo de políticas para mejorar la movilidad de las ciudades”.

La mejora de la calidad de vida en las ciudades se puede conseguir, explican desde Smart Mobility, entre otras medidas, “disminuyendo la contribución del transporte a la contaminación atmosférica y acústica de las ciudades y reduciendo el espacio que los vehículos ocupan en ella y que queda libre para otros usos”, además  de racionalizar el uso actual de los vehículos. “Se trata de hacer las ciudades más habitables, más sostenibles, más inteligentes, más colaborativas, y eso se consigue haciendo más accesible la movilidad en las ciudades, aprovechando el potencial de la tecnología y las plataformas digitales”, explica Anna Merino.

Para lograrlo, Smart Mobility contempla entre sus acciones principales la colaboración con las administraciones públicas en el desarrollo de estos nuevos modelos de movilidad, no solo para cumplir con la normativa vigente, sino también, y sobre todo, para participar de forma activa en el diseño y desarrollo de nuevas políticas adaptadas a las necesidades de las ciudades y sus ciudadanos. “Esta plataforma surge en un momento clave porque es justo ahora cuando se están dando los primeros pasos para regular el funcionamiento de estos servicios. Una regulación que no puede configurarse al margen de los principales actores del sector si queremos garantizar la armonía y convivencia en nuestros núcleos urbanos”, concluye Anna Merino.