dic
3
0 Actualidad
Publicado el lunes 3 de diciembre de 2018

Navarra, País Vasco, Galicia y Madrid, las regiones que más crecen

De acuerdo con las previsiones elaboradas por FUNCAS, “el menor crecimiento de la economía no está afectando por igual a todas las comunidades autónomas. Siete de ellas acelerarán o mantendrán el ritmo este año respecto a 2017, mientras que las 10 restantes sí sufrirán desaceleración”. Entre las que van a mantener su ritmo de crecimiento destacan Navarra, País Vasco y Galicia, que crecerán todavía el 3% o por encima de ese nivel.

La mejora de esas regiones, junto a la de otras como Castilla y León y Castilla-La Mancha, que se recuperan de la caída de la actividad agrícola en 2017, contrasta con la tendencia general de la economía española. A este respecto, el director general de FUNCAS, Carlos Ocaña, ha señalado que “el crecimiento se mantiene en positivo y por encima de Europa pero pierde fuerza”.

Sin los vientos de cola hasta ahora favorables y frente al debilitamiento del sector exterior, “el PIB español crecerá este año un 2,6% gracias a una demanda interna que se mantiene por tres factores: la favorable evolución de la inversión de las empresas, un gasto público expansivo y, sobre todo, por el consumo”.

Ralentización del turismo y de la automoción

Si las comunidades más dinámicas se caracterizan por un sector industrial diversificado, unos servicios de mercado competitivos y una construcción pujante, una de las variables que más está pesando en otras regiones es el turismo. “La ralentización de este sector afecta a las economías de comunidades como Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana y, en menor medida, Andalucía, que compensa esa tendencia por el buen comportamiento de otros sectores y la revitalización del tejido productivo”.

En opinión de Raymond Torres, director de Coyuntura de FUNCAS, también preocupan “el peso del automóvil en las comunidades donde la producción no se ha ajustado al desplazamiento de la demanda hacia vehículos menos contaminantes y la pérdida de población en edad de trabajar que penaliza los territorios rurales y con un importante envejecimiento demográfico”.

En consonancia con las diferencias de comportamiento en el crecimiento entre las regiones, Raymond Torres ha apuntado que a finales de 2019 la tasa de paro será inferior al 10% en siete comunidades: Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Navarra, País Vasco y La Rioja. “En un horizonte no muy lejano, estos territorios podrían experimentar situaciones de escasez de mano de obra en algunos sectores”, ha concluido.