dic
9
0 Actualidad
Publicado el martes 9 de diciembre de 2014

¿Petróleo a 43 dólares el barril?

En anteriores previsiones, como en el caso de un muestreo realizado por Reuters, se vaticinaba un precio medio del crudo de 82,5 dólares por barril para el próximo año. Sin embargo, los graves problemas internos de la OPEP han impedido un acuerdo para reducir la producción de crudo y tratar de aumentar su valor. Más bien ha sucedido todo lo contrario: Arabia Saudí ha anunciado una bajada de precios, un movimiento al que se ha sumado Irak en un intento por tratar de animar las ventas en uno de los principales mercados mundiales, Asia. Estas maniobras comerciales han empujado al barril de Brent a su nivel mínimo, llegando a cotizarse a poco más de 65 dólares al cierre de la sesión del 8 de diciembre. Un nivel que otro de los grandes productores, Kuwait, contempla como el más probable para el año próximo, por lo que ha decidido mantenerse a la expectativa.

Con este escenario de fondo, dos consultoras internacionales han publicado sendos documentos en los que analizan el probable escenario del mercado petrolífero para el próximo año. El informe de Morgan Stanley contempla que, en el supuesto más desfavorable, el crudo llegue a descender hasta los 43 dólares por barril, un nivel inédito desde hace una década. En una situación más cercana a la realidad, esta entidad norteamericana cree que el crudo pivotará a lo largo del año en el entorno de los 70 dólares por barril, para incrementar su precio hasta los 88 dólares en 2016. Estos pronósticos son 28 y 14 dólares más bajos que los recogidos en sus anteriores proyecciones.

El informe de JP Morgan dibuja un panorama más despejado para los productores de crudo, aunque llama la atención sobre la falta de acuerdo en el seno de la OPEP para ajustar la producción. Este desencuentro interno, sumado a la lenta recuperación de la economía mundial, provocaría un precio estimado de 70 dólares por barril de Brent en el primer trimestre de 2015. Sin embargo, el informe cree posible que los países productores mantengan negociaciones informales antes de la próxima reunión, prevista para junio de 2015.