may
14
0 Actualidad
Publicado el lunes 14 de mayo de 2018

El petróleo puede dar alas a la inflación

De acuerdo con la investigación de Funcas, “la  subida del precio del petróleo llevará el IPC por encima del 2% en verano, aunque volverá a moderarse en la recta final del año”. De acuerdo con los datos que manejan sus analistas, “la acusada subida del precio del petróleo en las últimas semanas y la pérdida de valor del euro frente al dólar han conducido a revisar al alza las previsiones de inflación”.

Giro inesperado

El estudio de Funcas afirma que “en las últimas semanas el precio del crudo ha mantenido una acusada trayectoria alcista, situándose por encima de los 75 dólares, al tiempo que el euro perdía valor frente al dólar, de modo que el precio de la materia prima en euros se ha situado sensiblemente por encima del contemplado en el escenario central de las anteriores previsiones”. Este hecho inesperado, ha conducido a una revisión al alza de las mismas, que en el nuevo escenario central parten de la hipótesis del mantenimiento del petróleo en 75 dólares, y del euro en 1,18 dólares.

“Bajo estos supuestos –dice Funcas- la tasa de inflación se elevará hasta situarse por encima del 2% en el verano, moderándose posteriormente. La previsión para la tasa interanual en diciembre se sitúa ahora en el 2%, dos décimas más que en las previsiones anteriores mientras que la tasa media anual se sitúa en el 1,7%, también dos décimas superior. De cara al año que viene, Funcas espera que la tasa de inflación media anual se sitúe en el  1,4%, con una interanual en diciembre del 0,9%.

Sin embargo, en un escenario en el que el precio del petróleo siga ascendiendo hasta llegar a los 90 dólares, “la tasa media anual sería del 2% tanto este año como el próximo, mientras que en una situación en la que el precio del petróleo desciende desde el nivel actual hasta los 65 dólares, “las tasas medias anuales serían del 1,5% y el 1% en 2018 y 2019 respectivamente”.

Esta previsión al alza choca con la situación hasta el mes de abril, último en el que se ha medido la inflación. Funcas señala que el IPC registró en abril un incremento mensual del 0,8%, inferior al registrado el mismo mes del año pasado, por lo que la tasa interanual de inflación ha descendido una décima porcentual hasta el 1,1%. Por su parte, la inflación subyacente se redujo cuatro décimas porcentuales hasta el 0,8% mientras que el llamado núcleo inflacionista, que excluye todos los alimentos y los productos energéticos, se situó en el 0,7%.