may
15
0 Mundo Financiero
Publicado el jueves 15 de mayo de 2014

¿Planes de pensiones o fondos? Ventajas e inconvenientes de estas dos alternativas de ahorro a largo plazo

Recientemente hemos podido conocer en este blog que, dentro del incremento de la riqueza de las familias, el Banco de España cifraba en casi 1,9 billones de euros el importe total de los activos financieros particulares, lo que suponía un 9,1% más que el pasado año,. Dentro de esta cifra global se incluyen las cantidades correspondientes a dinero en efectivo, depósitos, valores, seguros u otras alternativas de ahorro.

El saldo de los fondos de inversión experimentó en 2013 una subida del 23 por ciento – según datos de INVERCO basados en las estadísticas del BdE -, una de las mayores alzas del año, frente a cifras de incremento por debajo del 10% para efectivo, depósitos o planes de pensiones.

Son precisamente los planes de pensiones unos productos que se suelen barajar como alternativa de ahorro a largo plazo. Vamos a analizar brevemente las características y ventajas de planes de pensiones frente a fondos de inversión, productos ambos que tienen un funcionamiento parecido en cuanto a la composición de sus carteras.

Los planes de pensiones consisten en contratos por los que el ahorrador realiza aportaciones periódicas (normalmente hay flexibilidad) que quedan acumuladas para poder disfrutar de ellas en el momento de la jubilación o por causa de alguna incapacidad u otra contingencia recogida en el contrato. El dinero, al igual  que en los fondos, es invertido a lo largo de la duración del plan en activos financieros que determinan su rentabilidad.

La principal ventaja que se asocia a los planes de pensiones es el tratamiento fiscal, mientras que el inconveniente es que no ofrece las posibilidades de liquidez inmediata de otros productos.

Los fondos de inversión son patrimonios formados con las aportaciones de diferentes inversores que se invierten en activos financieros de renta fija, variable o derivados, o bien con combinaciones de ellos. Son muchas las modalidades, que están en función del perfil de riesgo de cada inversor. Como ventajas principales están la gestión profesional y la diversificación. Antes de la contratación, es muy importante conocer en profundidad el folleto informativo, donde se recoge toda la información relevante sobre el producto, especialmente comisiones, condiciones de reembolso, fórmulas de cálculo para modalidades garantizadas, etc.