Centro de Ayuda @PopularResponde

sep
14
0 Centro de Ayuda @PopularResponde Te respondemos
Publicado el jueves 14 de septiembre de 2017

¿Cómo afectan las oscilaciones del euro a la economía doméstica?

En este año, especialmente en las últimas semanas, se está hablando de la fortaleza del euro frente al dólar y otras monedas extranjeras. Las oscilaciones en la cotización (actualmente está en torno a 1,18 o 1,19 dólares, moneda de referencia) tienen incidencia directa en la economía de cada país y, en consecuencia, en todas aquellas economías de menor escala que lo conforman. Vamos a tratar de explicar algunas de las consecuencias de esta situación para la economía doméstica familiar o para las pymes.

A nivel macro, la moneda fuerte favorece las importaciones de productos cuyo pago se hace en otras divisas, especialmente el petróleo, en cuyo mercado se utiliza el dólar. Descendiendo a un nivel más de calle, el menor coste del petróleo suele traducirse en una rebaja de los precios de los combustibles (aunque la relación no es directa, ya que gran parte de estos están conformados por impuestos).

En general, el menor coste de los productos importados también tiene un efecto sobre la inflación, que tiende a estancarse o, incluso, cambiar su sentido. Por tanto, con un IPC más reducido se ven afectados todos aquellos aspectos que están referenciados a este índice, como salarios, pensiones, etc.

En el lado contrario, las exportaciones se ven afectadas negativamente, aunque en el caso de España, con un fuerte peso de las ventas a la propia zona europea, quizá no tenga tanto efecto.

En cuanto al movimiento de personas por ocio y turismo, ahora sale más rentable salir al exterior (países fuera de la zona euro), ya que por nuestros euros obtendremos mayor cantidad de divisa extranjera. Por el contrario, para el sector turístico español puede ser un inconveniente ya que los turistas con otras monedas verán reducida su capacidad de gasto.

En los próximos meses veremos si persiste esta evolución y las medidas que adopta el BCE para favorecer la marcha de las economías europeas, política monetaria que de forma inmediata debe tener también su repercusión en la microeconomía.